2011-11-26 12:11 FC Barcelona Por: Administrador

A Rosell le llaman "ladrón" en China



El fichaje de Cesc Fàbregas por el Barcelona no había sentado bien a esos aficionados chinos del Arsenal. "Ustedes nos han robado al capitán", tuvo que oír Sandro Rosell. La respuesta era bien sencilla y el presidente no dudó en ofrecerla para hacer reflexionar a los siete chinos: "recuerden de dónde salió Cesc hace ocho años, quién se lo quitó a quién".

La fuga de Cesc, entonces un chaval de 16 años, fue el primer contratiempo que tuvo que afrontar en 2003 Sandro Rosell, entonces vicepresidente deportivo con Joan Laporta. La nueva junta acababa de entrar en el club e, inmediatamente, Cesc tomó la determinación de marchar, ante el disgusto del vicepresidente deportivo que hoy es presidente.



En el transcurso de su comparecencia en la univerdaid de Pekín, Rosell mostró su disconformidad con los horarios que permitirían al mercado asiático disfrutar del Barça: "los jugadores tienen que comer con sus familias y luego jugar". Y no al revés. Por eso pidió "comprensión" a su audiencia deseosa de ver al Barça en horario asiático.

A Rosell le explicaron que en Asia lo que interesa es la liga inglesa y la italiana. Y que la española sólo podría llegar a generar expectación si Barça y Madrid jugaran sus partidos a las doce hora española. Esta tarde Sandro Rosell se reunirá con los corresponsales de los medios españoles en China, un tema que le tenía muy preocupado, y luego hará un poco de turismo recorriendo y reconociendo el Estadio Olímpico El Nido, que sirvió de escenario a los Juegos Olímpicos de 2008. Mañana se reunirá con políticos locales, otro tema de sumo interés para el futuro del FC Barcelona, y también con los responsables de UNICEF en China, que aún no conocía y de esta manera podrá ponerles cara.

 




Deja tu Comentario