2012-10-08 18:10 FC Barcelona Por: Administrador

A Rosell se le queda pequeño el Palau, pero le viene grande el basket



El descontrol se ha apoderado de la sección de baloncesto del FC Barcelona. Ha deshecho el equipo prescindiendo de N´Dong y Fran Vázquez, dos jugadores que fueron decisivos la temporada pasada. Se ha realizado un buen fichaje, Tomic, otro esperanzador, Jawai, y otro ilusionante, Jasikevicius. Se han subido a chavales con más futuro que presente y se mantienen en el equipo jugadores que no tienen nivel Barça, como Rabaseda, Ingles, Wallace o Marcelinho.

Si ya el pasado año el Barça se convirtió en Navarro y sus amigos, la navarrodependencia este año es mucho mayor. Y eso que la aportación de Jasikevicius puede ser decisiva, como se vio ayer en Bilbao con sus dos triples imposibles en los últimos segundos. Pero la confección de la plantilla, con la obligatoriedad de los cupos no ha permitido hasta ahora al lituano jugar en un equipo en el que, pese a su edad, no sólo está por encima de la media, sino que es el único que puede discutirle el liderato a Navarro.



La cuestión es que el primer título de la temporada, la Supercopa, se perdió ante el Madrid sin Navarro ni Jaskevicius, por decisión técnica, y la Liga ha empezado rematadamente mal. Nada en la plantilla indica que la situación pueda revertir. Y todo parece indicar que éste puede ser un año de transición que consiga echar a la gente del Palau. Nos encontramos ante la disyuntiva de tener que construir un Palau nuevo, con mayor capacidad, cuando el espectáculo no es del gusto del consumidor y el público se va del Palau.

Algo están haciendo mal los responsables. Corríganlo pronto por el bien del baloncesto. Todo hace indicar que en el baloncesto sucede como en el fútbol, pero al revés. En el mes de octubre, con sólo dos jornadas disputadas, la Liga parece ya perdida. Hagan algo y rápido.


Deja tu Comentario