2012-04-30 23:04 Real Madrid Por: Administrador

A tres puntos de la gloria



Todo es propicio. Quedan nueves puntos por disputarse y el Real Madrid será campeón sumando tan solo tres. Solo falta saber la fecha exacta, pero todo apunta a que podría ser este mismo miércoles, cuando el Real Madrid se enfrente a los leones del Athletic de Bilbao en San Mamés en partido aplazado de la vigesimoprimera jornada de Liga por la huelga de futbolistas.

Este equipo es único. Allá por donde ha pisado ha dejado huella, dejando patente que el cambio de ciclo es un hecho patente. Pese a la goleada del Barça en Vallecas, nada cambia. El Real Madrid ha demostrado ser el equipo más regular, más goleador y que mejor futbol ha practicado a lo largo de este campeonato, algo que se verá reflejado con el alirón final.



El próximo miércoles podría ser un día grande para el Real Madrid. 2 de mayo, la misma fecha que hace 172 años atrás el pueblo madrileño se levantaba contra la ocupación francesa, el Real Madrid podría levantarse contra la ocupación azulgrana. El plantel blanco está preparado para demostrar que esto no es algo pasajero, todo lo contrario, que están aquí para quedarse, para marcar una época. Que se preparen.

Ganar la Liga en San Mamés no será fácil. El templo del fútbol le tiene ganas a los blancos por no ceder su estadio para la final, por lo que La Catedral será una olla a presión contra los blancos, pero estos irán más allá, conscientes de lo que se juegan. El vestuario quiere cerrar la temporada cuanto antes, y ganar a un equipo tan en forma como el Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa es un gran reto.

Madrid se encontrará un ambiente hostil en el que no podrá contar con el aliento de sus aficionados, ya que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del País Vasco han aconsejados a los seguidores blancos que no acudan a La Catedral, pero ello no afectará al equipo, que quiere regresar de tierras vizcaínas y visitar Las Cibeles.



La afición está con el equipo a pesar de estas incomodidades. Tiene ganas de fiesta y de demostrar que siempre confiaron en los suyos. En el partido ante el Sevilla se lo dejaron claro, “en lo bueno y en lo malo”, clamaba una pancarta. En la eliminación de la Champions y en la victoria de la Liga, el Madrid puede sacar pecho por una temporada casi perfecta en la que el broche final será el título liguero y a seguir trabajando para la campaña próxima seguir sumando títulos.


Deja tu Comentario