2016-01-21 14:01 FC Barcelona Por: Administrador

A veces nos gustaría que la actitud del Athletic fuera otra



athletic, barça, copa del reyaduriz, pisoton, neymar copa del reyCon el Athletic de Bilbao llueve sobre mojado. Desde el puñetado de Ángel  Villar (ahora presidente de la Federación Española de Fútbol) hasta las lesiones de Kubala, Maradona y Schuster, el Athletic de Bilbao no se ha caracterizado precisamente por una "buena actitud" cuando ha tenido al Barça delante. Ayer sucedió en San Mamés lo previsto en el guión. El público, convenientemente caldeado por los medios de comunicación de Madrid, que esperaban que el equipo de Valverde le metiera tres goles al Barça, presionó todo lo que pudo insultando gravemente a Iniesta y Neymar (no pasara nada porque la Comisión Antiviolencia tiene mucho trabajo analizando los tuits de Piqué) y espoleando a sus jugadores hacia una victoria que no llegó. Pero la calidad técnica y física, individual y colectiva, de los jugadores del FC Barcelona está hoy a años luz de la que poseen los futbolistas del Athletic.  Y en vista de la pasividad del árbitro, que en la primera parte se limitó a impartir justicia castigando con una tarjeta amarilla al "peligroso" Iniesta -muy de acuerdo con la voluntad del público-, los hombres de Valverde decidieron en la segunda mitad que la única vía posible para remontar el 0-2 era recurriendo a la violencia. Y a eso se dedicaron ante la pasividad del colegiado González González, que ya se preocupó de repartir convenientemente las tarjetas del Athletic para que nadie saliera expulsado. Juego sucio, entradas salvajes, intención de hacer daño... De todo eso hubo anoche en San Mamés, aunque todo deba quedar en el campo. Pero lo que se vio en el campo fue feo, muy feo. Pisotones, zancadillas, patadas, agarrones... Y el árbitro sin enterarse. Pero el colmo del cinismo lo protagonizó Adúriz al término del partido. Después de pisar de forma intencionada a Neymar cuando éste estaba tendido en el suelo y no podía defenderse, tuvo la desvergüenza de decir : "A veces nos gustaría que la actitud de Neymar fuera otra..." ¿Y cuál fue la actitud de Neymar? Sencillamente, marcar el segundo gol del Barceona, irse de sus contrarios cada vez que le salían al paso y aguantar con resignación cristiana las entradas salvajes que recibió de sus rivales.  Y eso no gusta a los jugadores del Athletic. Seguramente porque como ellos no saben desbordar como Neymar, consideran una provocación que un futbolista de mayor nivel les deje en evidencia. A nosotros también nos gustaría que la actitud y deportividad de los jugadores del Athletic, empezando por Aduriz, fuera otra. Una vez ganaron por 4-0 y se han creído que todos los días es fiesta.

Deja tu Comentario