2014-03-25 16:03 Real Madrid Por: Administrador

A Zidane no le gustó nada el cambio de Benzema



La expulsión de Sergio Ramos en el Clásico obligó a Carlo Ancelotti a actuar. El técnico italiano miro a su banquillo, llamó a Varane y posteriormente se dirigió a sus ayudantes Paul Clement y Zinedine Zidane para decidir a quién sustituir para intentar que la inferioridad numérica no se notara.

La Sexta captó ese momento de negociación entre los tres. Ancelotti preguntó casi retorícamente si tenía que cambiar a Benzema, Paul Clement asentó y Ancelotti se giró en busca del cuarto árbitro. La magia de la televisión descubrió el gesto de Zinedine Zidane tras girarse el italiano, su gesto lo dijo todo, el francés frunció el ceño con desaprovación.



Y era lo normal, Karim Benzema sumaba dos goles y posiblemente su mejor partido como madridista. El francés enganchaba el centro del campo con el ataque y además remataba, pero Ancelotti prefirió seguir corriendo, y no tener pausa acabó matando al Real Madrid. Zidane hubiese hecho otra cosa.


Deja tu Comentario