2011-04-15 13:04 Real Madrid Por: Administrador

¡¡Que viva el Platinato!!



El mayor peligro que tenía el Real Madrid antes de enfrentarse al Tottenham en White Hart Lane era el de perder a alguno de sus jugadores debido a la gran cantidad de jugadores apercibidos de sanción con los que contaba.

Consciente de que el Madrid es el único equipo del mundo que no puede forzar tarjetas – Iniesta lo hizo sin que pasase nada mientras que a Sergio Ramos y Xabi Alonso los sancionaron – Mourinho decidió optar por usar a su equipo habitual sin dejar que las tarjetas condicionasen su alineación. "Somos los únicos que llegamos con tantos apercibidos. Somos diferentes y no se nos permite lo que a otros sí", dijo el portugués antes del encuentro. Y es que viendo los datos, vemos que al portugués no le falta la razón.



El Real Madrid ha cometido en esta Champions 124 faltas y ha visto 24 tarjetas, por lo que ve una cartulina por cada cinco faltas. ¿Y El Barça? Pues los de Guardiola pueden cometer el doble de faltas que los de Mourinho ya que saben que no verán ninguna amonestación. En lo que llevamos de Champions, el Barça ha realizado 102 faltas viendo sólo diez tarjetas. Los números hablan solos.


Deja tu Comentario