2016-04-22 18:04 FC Barcelona Por: Administrador

Abidal vuelve al Barça para pasar el cepillo



Eric Abidal ha vuelto al Barça para pedir dinero a la directiva que crucificó cuando se fue del club, a la que ninguneó cuando le ofreció un puesto de trabajo una vez retirado del fútbol y a la que se enfrentó acudiendo a las elecciones en una candidatura rival y perdedora. Abidal ha conseguido que Josep Maria Bartomeu le firme un acuerdo económico de cinco años que financiará su fundación trabajando conjuntamente en "la sensibilización y la investigación científica sobre el cáncer infantil". Las dos organizaciones, la Fundación del Barça y la de Abidal, unirán esfuerzos para mejorar la calidad de vida de los niños afectados. Bartomeu ha olvidado las afrentas de Abidal en el pasado y ha manifestado en la firma del acuerdo que "nos hacía ilusión colaborar también con la Fundación Abidal porque Eric cumple muchos buenos consejos y retos. Es un ejemplo de superación porque como futbolista y persona no lo ha tenido facil y ha sido un ejemplo para todos. Con él, el Barça comparte valores: el hacer equipo y la humildad. Y también, proyecto, objetivos, ayudar a los niños del mundo y ayudar a los niños con cáncer. Su trabajo es espectacular y juntos haremos más proyectos y llegaremos a más niños". Ante la actitud de la directiva azulgrana, Abidal ha optado por enterrar el hacha de guerra contra ella, un arma que tuvo desplegada cuando no entendió que a los 35 años, independientemente del cariño que se le pudiera tener, no estaba ya para seguir ocupando una plaza en la plantilla del primer equipo azulgrana. Luego despreció la propuesta del club, que le ofreció un trabajo en la Fundación o como embajador del Barça en el mundo. Prefirió la oferta del Olympiacos, un club al que apenas perteneció unos meses, que duró poco porque hace apenas un año se presentaba junto a Joan Laporta, en calidad de secretario técnico, luchando en las elecciones contra Bartomeu. Ha tenido suerte Abidal de que Bartomeu mantiene su postura inicial, que va ligada a los valores intrínsecos del club, y ha preferido olvidar las afrentas del pasado que no merecía ni la directiva azulgrana ni el propio club. Abidal no ha buscado financiación en el Olympiacos ni en sus amigos enemigos de Bartomeu. Sabía que el Barça no le iba a fallar. El Barça nunca falla.

Deja tu Comentario