2015-04-23 19:04 FC Barcelona Por: Administrador

Abidal rechaza al Barça pero sigue poniendo la mano



El barcelonismo se lo dio todo. Desde Carles Puyol en el palco de Wembley, hasta Dani Alves cambiándose el dorsal pasando por el último aficionado, que le mostró cariño y simpatía en los difíciles momentos en los que su vida estuvo en peligro. Sin embargo, Abidal no ha sabido estar a la altura de todo lo que recibió en Barcelona y en el FC Barcelona y despreció la oferta de trabajo que le tendió el club para seguir vinculado al Barça una vez retirado del fútbol. Abidal prefirió las condiciones económicas que le daba el Olympiakos, un club al que sentimentalmente no le une nada.

Eso es lo que hay. Lo que sorprende es que Abidal, con la misma facilidad que tuvo para rechazar la oferta del Barça, se acerque ahora por la ciudad condal para hacer negocios con su fundación. “La fundación es el objetivo número uno de mi familia ahora, me dedico en un ochenta por ciento a ella, pero el Barça es mi casa y algún día espero volver. Creo que podría trabajar en los dos sitios”, ha dicho. No hace falta que espere volver, pudo haberlo hecho y no quiso. Y cuanto más tiempo pase, su casa será menos su casa. Ahora viene a Barcelona a pedir implicación del club con su fundación. La misma implicación que él no ha tenido con el Barça. Y lo bueno del caso es que conseguirá su objetivo.



Están muy bien los nobles objetivos de su fundación, pero sería más honrado por su parte buscar el apoyo en donde ha elegido quedarse, en Atenas. Cuando tuvo la oportunidad de hacerlo no demostró con hechos que el Barça sea su casa. Pero ahora parece que anda metido en política deportiva y espera que que se produzca un cambio de personas en la dirección del club para volver. El barcelonismo no merece que Abidal le ponga condiciones.


Deja tu Comentario