2011-10-09 18:10 Real Madrid Por: Administrador

¿Cómo prepara el Real Madrid los partidos?



La primera y más iportante es la de poner música en el autobús. Cualquiera es válida, únicamente una condición: que suene Don’t worry about later, del grupo The Faith Keepers. Sonó antes de la final de Copa frente al FC Barcelona, funcionó, y el vestuario la ha adoptado.

Una vez en el campo, algunos jugadores tienen la manía de salir al césped, otros no. Uno de los que sale siempre es Xabi Alonso, aq quien gusta comprobar el estado del césped. Mientras, en el interior del vestuario hay jugadores que quieren ser los primeros en sentarse en la camilla para tonificar músculos, otros prefieren apurar al máximo antes de salir a calentar.



A partir de ahí es el turno de "Mou". El míster alecciona a sus jugadores mientras los jugadores guardan un silencio sepulcral, mientras escuchan las últimas indicaciones y motivaciones del entrenador.

En ese momento los jugadores salen del vestuario, no sin antes haberse mirado al espejo. A veces algunos apuran hasta el final porque quieren salir los últimos. En alguna ocasión incluso ha habido alguna que otra discusión. Una vez en el túnel, no faltan los abrazos de ánimo y los gritos. Es el preludio a la lluvia de rituales de los jugadores.

Marcelo se lleva la palma. El brasileño toca con la mano derecha el césped y se santigua. Entonces lo hace una segunda vez. Luego se besa la muñeca izquierda, abre los brazos y mira al cielo. Vuelve a santiguarse al empezar el partido.



CR7 entra con el pie derecho, hace un pequeño sprint, pega un salto llevándose las rodillas al pecho y vuelve a realizar otro sprint. En la Champions incluso deja ir de la mano al niño que sale con él para realizar su ritual.

Mourinho, el técnico, también tiene los suyos. El portugués siempre sale al campo con una libreta, un bolígrafo y varios chicles, que cuenta una y otra vez.

Casillas, por ejemplo, luce las medias del revés. Después del saludo de capitanes, se dirige a su portería, raspa con los tacos las líneas de la media luna del área, del área grande y de la pequeña, marcando la referencia central. Finalmente toca el larguero.

Ramos, después de salir al césped, santiguarse y mirar al cielo, se va a su área, pisa la línea de cal y aplaude.

Higuaín entra al campo con el pie izquierdo y después da tres saltos a la pata coja. Con la mano derecha toca el césped y se santigua. Arbeloa también salta, pero solo una vez, después de pisar la línea de cal. Entocnes empieza a correr en un pequeño sprint.

Otros que se santiguan y entran con el mismo pie son Özil, Cristiano, Di María y Pepe, que evitan pisar la línea de cal antes de entrar al campo y el primer apoyo lo hacen con el pie derecho. Carvalho, Di María, Ramos y Marcelo también se santiguan. Carvalho lo hace hasgta cuatro veces. Kaká, el más devoto, nada más salir del túnel abre ligeramente los brazos y reza.

Todos estos y algunos que se escapan son los rituales que realiza el Real Madrid y que el diario "Marca" explica en un artículo de su versión digital.


Deja tu Comentario