2011-12-23 09:12 Real Madrid Por: Administrador

Acoso y derribo al blanco



Un día es Mourinho, otro Kaká, Özil, Cristiano Ronaldo, Khedira o Higuaín, en verdad el nombre da lo mismo, ya que el objetivo de la caverna mediática está claro: desestabilizar. De un tiempo a esta parte la objetividad ha brillado por su ausencia en la prensa azulgrana, que ha intentado ser el azote del madridismo con rumores absurdos. El vestuario merengue hace odios sordos, ellos viven tranquilos, los deberes hasta la fecha están cumplidos, solo queda seguir avanzando en el sentido en el que se ha estado trabajando hasta la fecha.

La campaña orquestada por la caverna culé no ha dejado títere con cabeza. Según ellos toda la plantilla blanca quiere abandonar al equipo. La última noticia que ha salido a la palestra en Barcelona es que Higuaín querría vestir de azulgrana, según se ha atrevido a apuntar Mundo Deportivo. Increíble e incomprensible. El ‘Pipita’ vive su mejor etapa en el conjunto merengue tras superar una hernia discal que podría haberle alejado para siempre de los terrenos de juego, pero el goleador merengue ha cumplido su sueño, como el mismo apuntó cuando era pequeño en una entrevista a un medio argentino. El delantero no quiere por nada del mundo dejar el equipo merengue y seguirá metiendo goles con la camiseta blanca.



Özil ha sido otro de los señalados. Los ataques al mediapunta han sido escalofriantes. Día tras día se le ha acusado de todo. La prensa culé sabe el potencial que tiene y duele que eligiera el Madrid por delante del Barcelona cuando sobre la mesa tuvo las dos ofertas. Un tipo inteligente. Ahora todo es bueno para ir contra el alemán. Que si no está en forma, que si sale… esas cuestiones solo tiene un objetivo, crear mal ambiente, pero no lo conseguirán. El ’10’ blanco ha dejado claro que seguirá en el Madrid, y el cuerpo técnico y directivo está con él.

Junto a la envidia que siempre han tenido a Cristiano Ronaldo, otro de los grandes señalados, por no decir el que más, ha sido siempre José Mourinho, su verdadero tormento. El técnico portugués está haciendo bien las cosas y en Barcelona asusta que el portugués pueda meter el dedo en la llaga y arrebatarles títulos. El año pasado sirvió para asentar una base, y esta campaña el entrenador merengue quiere confirmarse siendo la gran pesadilla barcelonista, porque dolería ver a Mourinho campeón luciendo el escudo madridista.

En Cataluña existe una especie de pánico por el que todo lo que tenga tintes blancos es mal recibido, una especie de psicosis por la que tienen miedo a despertar a la bestia. El Madrid va por el buen camino, líder en todas las competiciones y con hambre de títulos, nada puede romper un bloque que tiene claro que 2012 será su año.




Deja tu Comentario