2011-10-26 10:10 Real Madrid Por: Administrador

¿Cuándo acabarán las ayudas arbitrales al Barça?



¿Debe intentar el Real Madrid luchar por la Liga? Pues viendo como están las cosas lo mejor es que no lo haga. Todos sabemos que los campeonatos se ganan o se pierden en las visitas a equipos rivales que venden cara su piel. El Sardinero, el Reyno de Navarra o San Mamés son ejemplo de ello. De hecho el conjunto blanco sólo se ha dejado puntos en lo que llevamos de Liga fuera de casa, perdiendo ante el Levante y empatando en el Sardinero, dos encuentros donde el Madrid pudo haber sumado más puntos si no fuese por la actuación arbitral. En el Ciutat de València, Khedira fue expulsado y en el Sardinero no se pitaron varios penaltis.

En el otro lado de la moneda nos encontramos al Barça, un equipo que sabe que cuenta con el favor de Villar para resolver los partidos sin problemas, algo que se vio claramente ayer ante el Granada. Dos expulsados, un fuera de juego inexistente y un gol marcado después de una falta que no era provocaron la injusta derrota del conjunto andaluz y la victoria ajustada de los azulgranas.

Al Barça le salió un partido muy malo, pero ahí estaba Muñiz Fernández para arreglarlo.¿ Cómo? Muy fácil. Pitando en el minuto 76 un inexistente fuera de juego de Geijo cuando el jugador del Granada se quedaba sólo ante Valdés. Geijo, sabiendo que la acción estaba invalidada, estrelló el balón en las piernas del portero azulgrana en el que habría sido el gol del empate. Si con eso fuera poco, el gol de falta de Xavi no debió subir al marcado ya que la falta que supuso el lanzamiento nunca existió. Y para rematarlo, Muñiz acabó expulsando a dos jugadores del Granada. Para que después se quejen desde Barcelona de los árbitros para no señalarles más penaltis a favor. Lo que no dicen es que los azulgranas llevan dos partidos seguidos jugando contra nueve hombres.


El Madrid ya no está sólo
Por suerte, ya cada vez son más los que ven la mano negra que mueve la Liga y en Granada ya dan cuenta de ello. No entiendo acabar con siete amarillas y dos rojas un equipo que defiende en estático y apenas ha hecho faltas. La falta de Jaime que da origen al gol no es hay una tarjeta clara a Cuenca que sería la segunda y el balón en profundidad a Geijo que lo deja solo ante Valdés no es fuera de juego. No somos tontos y el árbitro nos ha minado. Me siento muy mal, un ser humano despreciado. No me ha dado la mano y no sé por qué”, dijo Fabri González después del partido.




Deja tu Comentario