2012-10-08 16:10 FC Barcelona Por: Administrador

Además de leñero, Pepe es también un gran cuentista



Tito Vilanova reclamaba un vídeo que recoja las patadas de Pepe en los terrenos de juego. Ya se lo hemos buscado. Pero a Pepe no se le puede limitar a su faceta violenta. Es un tipo que da mucho de sí. Por ejemplo, es un gran aprendiz de actor. Aprendiz, porque ni eso sabe hacer bien. Fingir, cuento, teatro. Lo intenta y le sale mal, pero él vuelve a intentarlo con la esperanza de que el árbitro pique.

Pepe ha demostrado a lo largo de su trayectoria en España ser un mal profesional y peor compañero. Al margen de poner en peligro la integridad de sus rivales con su manera descontrolada de jugar y con su frecuente cruce de cables, es también mal compañero porque igual que da, le gusta fingir que recibe para perjudicar a sus compañeros de profesión y es normal verle en todos sus encuentros haciendo cuento con la vana esperanza de que el árbitro pique. Su problema es que como actor es todavía más malo que como futbolista.



El peor para Pepe es que nadie le corrige y que debe estar convencido de que va por la vida de la manera correcta. Si le jalean sus antideportividades en su propio club es normal que se crezca y que la deformación del concepto fútbol que tiene en su mente vaya a más.

 

 
//

Deja tu Comentario