2011-04-28 13:04 Real Madrid Por: Administrador

¿Era el Barça o la Reggina?



  Y lo ha hecho porque el Barcelona jugó en el Bernabéu como un equipo mediocre, como un equipo de la zona media de la tabla de Liga italiana: tirándose al suelo, haciendo aspavientos continuamente, provocando peleas en el túnel de vestuarios como si de sicarios se trataran, haciendo gestos provocadores al público del Bernabéu…Pero con una diferencia: que el árbitro de turno (ya da igual como se llame, es lo de menos), salió al rescate del equipo follonero, algo que normalmente no suele pasar. Porque así jugó el Barça ante el Madrid: como si fuera la Reggina.

 Tampoco el Madrid se salió del guión que todo el mundo se esperaba. No tenía por qué hacerlo, ya que no le había ido del todo mal en los dos partidos anteriores, aunque si se echó en falta un poco más de ambición en ataque en la primera parte, un ‘9’ nato que pusiera más en aprietos a la ordenada defensa del Barcelona. Pero eso, la mediocridad del partido por parte de ambos equipos, se fue al garete gracias al teatro de Alves tras el plantillazo de Pepe (parecía que le habían roto la tibia y el peroné, y resulta que siguió jugando tan tranquilo). Una simulación más propia de gente como Gattuso, Inzaghi, Camoranesi y jugadores de esa calaña, y no de un club, que un día sí y otro también, nos quieren vender que son un ejemplo de cara a los niños.



 Porque los barcelonistas, a los que felicito por ganar la Liga y por ser, de momento, finalistas de la Champions, supongo que serán las personas más felices del mundo. Pero no sé si estarán orgullosos de tener en sus filas a un portero suplente que busca intencionadamente la expulsión de Arbeloa en el descanso con un acto vil a la par que cobarde. Tampoco sé si les gustará tener a un brasileño que, en vez de caracterizarse por la alegría típica que transmiten las gentes de aquél país, se pase los 90 minutos de un partido poniendo caras de dolor, de sufrimiento, de tortura, de incredulidad…Es teatro del bueno, como diría Mourinho. Lo extraño es que, pese a llevar ya siete años en la élite del fútbol europeo, los árbitros, tanto los españoles como los de la UEFA, no se conozcan aún sus triquiñuelas. Raro, raro…

 Pero la Central Lechera culé, siempre al servicio del poder establecido, ya se encargará de tapar todos estos desmanes. Dirán que el que jugó como un mediocre será el Madrid, que Pepe debería estar incomunicado en una celda, que a Mourinho hay que expulsarle de España, que Cristiano Ronaldo es un chulo y provocador… Me gustaría ver si esos mismos que denunciaron los gestos de Cristiano Ronaldo en El Molinón tras provocar la expulsión de Botía harán lo mismo con Puyol, quien se puso a hacer aspavientos hacia la grada como si de de un guardia de tráfico se tratara justo cuando el público se puso a abuchear al Barcelona tras la expulsión de Pepe. Me imagino que no lo harán, ya que las grandes familias, como la mafia italiana, hacen todo lo posible para no dejar rastro. Y el ‘clan del orinal’, por Guardiola y por su Barça, hará lo que sea. Ya lo verán.

 



Daniel Castellanos / Defensa Central


Deja tu Comentario