2011-03-17 11:03 FC Barcelona Por: Administrador

“Dad por seguro que saldré adelante”



Tal y como comentó Xavi ayer en rueda de prensa, a la plantilla blaugrana le sorprendió la alegría que desprendió Abidal en su visita. El de Terrassa confesó que fue el propio jugador quien tuvo que animar al resto de la plantilla, que se mostraron más afectados que el propio Eric Abidal. Sus compañeros fueron los primeros en darse cuenta que la enfermedad no había mermado ni un ápice en su sentido de humor ni en su carácter risueño.

Estuvo poco más de 10 minutos en el vestuario, y haciendo gala de ese humor que le caracteriza, sacó una sonrisa a sus compañeros cuando aseguro: “Que sepáis que le he dicho al míster que estaré a punto para jugar ante el Getafe este sábado”. 

 “Dad por seguro que saldré adelante”, acotó el francés, manteniendo una tranquilidad y una dignidad que hizo respirar aliviado a más de uno. Una sonora ovación acompañada de aplausos fue la forma con la que la plantilla agradeció la valentía de Eric en estos momentos tan complicados de su carrera.

Y es que el francés se enfrenta esta tarde a uno de los momentos más importantes de su vida. Le espera el equipo de especialistas hepáticos encabezado por el prestigioso cirujano Josep Fuster Obregón del centro Barna Clínic, adscrito dentro del Hospital Clínic de Barcelona, que hace unos meses estuvo en boca de todos por haber tenido como paciente al Rey Juan Carlos I, para realizarle más pruebas preoperatorias. El doctor es una auténtica eminencia mundial en tumores hepáticos.

La operación consistirá en extirpar el tumor a base de finas láminas de dos milímetros hasta que ya no haya ninguna célula cancerosa. También se le realizará una biopsia (extracción del tejido afectado para realizar un estudio citológico completo) que pueda acabar de determinar el grado de importancia del tumor, dicho de otra manera, si es benigno o maligno. La duración de la operación dependerá del estado tumoral del hígado.


Deja tu Comentario