2011-04-06 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

¿Fue injusta quizá la expulsión de Sergio Ramos?



Cuando le preguntaron por la expulsión de Peter Crouch, en lugar de dar su opinión y hablar del árbitro, como suele hacer, cambió su discurso para lanzar un nuevo dardo al FC Barcelona asegurando que “la expulsión ha condicionado el partido. Yo también jugué con 10 jugadores cuando me enfrenté al Barça con el Inter y con el Chelsea. En estas situaciones sólo puedes dedicarte a defender”.

Primera pullita al Barcelona, y sin venir a cuento. No contento con eso, volvió a referirse a la polémica suscitada por la provocación de las tarjetas, a lo que respondió: "Hay clubes que sí lo hacen y se ríen en la cara de los otros pero nosotros no podemos hacerlo aunque podíamos haberlo hecho. Todos han visto que Pepe no lo ha hecho a posta y por eso estamos tranquilos. Con mucho orgullo, puedo decir que soy el único entrenador del mundo al que han sancionado por hacerlo".

Antes, en Sky Sports, había dicho: "Si nos toca el Barça habrá que entrenarse muy bien con diez jugadores, porque siempre que juego allí en Champions acabamos con diez jugadores por las expulsiones”. Efectivamente, siempre que juega en el Camp Nou acaban expulsando a algún jugador suyo por alguna razón que nadie puede conocer mejor que él. ¿O es que Sergio Ramos no debió ser expulsado cuando se lió a repartir guantazos a la cara entre sus compañeros blaugrana de la selección? ¿O es que Motta no debió ver la roja cuando le atizó un mamporro sin venir a cuento a Busquets?



Lo de este hombre no tiene remedio. El árbitro le acaba de regalar el pase a la semifinal de la Champions expulsando a un jugador rival en el minuto 15 y su lectura es que en el Camp Nou expulsan a sus jugadores. No es extraño que con la barcelonitis que tiene su entrenador, el Madrid esté a años luz del Barça esta temporada en el campeonato de la regularidad.

Seguramente Mourinho debe pensar que los árbitros tendrían que pitar siempre de acuerdo a sus propios intereses y que si a Sergio Ramos le da por repartir mamporros a diestro y sieniestro, el árbitro debe mirar a otro lado. De lo que no dijo nada es de la ayudita de Herr Brych echando del campo a Crouch. Si lo que para Mourinho cuenta es la estadística fría sin entrar a valorar los detalles de las expulsiones, y echando mano de su propia medicina, habría que decir que ayer el Madrid ganó porque el árbitro dejó con diez al Tottenham.


Deja tu Comentario