2012-02-13 13:02 Real Madrid Por: Administrador

Ahora el Barça no recuerda sus favores arbitrales



En la noticia destacada de nuestra edición de hoy de Madrid-Barcelona en la sección culé, han intentado echar mano de arbitrios y marrullería de la que se están especializando en la prensa de la caverna mediática culé. En Barcelona parecen haberse olvidado de las ayudas arbitrales que les han beneficiado en los últimos tiempos y ahora quieren quejarse de un gol en fuera de juego en Pamplona que de lo único que le hubiera servido sería para empatar un encuentro y en lugar de estar a diez, estar a nueve puntos del mejor equipo del campeonato regular, el Real Madrid.

En Barcelona han olvidado como han ganado muchos de los trofeos de los últimos tiempos. Las ayudas de Ovrebo  en Stamford Bridge, la injusta clasificación para la final de la Champions del curso pasado, puntos valiosos en liga como contra el Athletic en el Camp Nou la liga pasada o sin ir más lejos, la injusta clasificación de los culés para las semifinales de la Copa del Rey, al apear a los blancos con más de una ayudita de Fernando Teixeira Vitienes. Esas ayudas son solo un pequeño ejemplo, pero parece que para los azulgrana no cuentan, los culés las olvidan, pero aquí estamos para que no queden en saco roto.



Llorar es una de las claras consignas en la historia azulgrana, peor en los últimos años, y de la mano del claro Villarato, en Barcelona han intentado hacer ver que no había una mano negra en su favor, pero ahora, cuando el juego supera a las ayudas arbitrales, es fácil tirar de repertorio.

En la casa culé han sido claros, hasta Xavi lo reconoció en rueda de prensa: "Hay temporadas en las que nos benefician, y también lo decimos. Pero esta vez nos perjudican. Hay que jugar con eso". Ahora el llanto es su sino, su esperanza de retornar un vuelo sin alas. Hablar de los árbitros eran de equipos pequeños para algunos de los cicerones del vestuario azulgrana, pero ahora son ellos los que se atreven a señalar a los colegiados como su grave problema. A lo mejor hay que recordar unas palabras del propio Xavi y hacerles ver a los culés que “no saben perder”.


Deja tu Comentario