2011-12-02 18:12 FC Barcelona Por: Administrador

Ahora será Guardiola quien "castigará" a Piqué



Después de los últimos antecedentes en los que el Comité de Competición ha actuado de acuerdo a directrices blancas, blanquísimas, el ínclito Alfredo Flórez no se ha atrevido a provocar una vez más al barcelonismo buscándole las cosquillas a Piqué. Y si no lo ha hecho es porque de haber castigado la acción de Piqué con un partido más de lo que marca el reglamento, hubiera tenido que hacer lo mismo con Xabi Alonso. Y ya se sabe que el intercambio de golpes en este asunto no le interesaba al Real Madrid, porque el donostiarra es medio equipo, el hombre que mueve a todos los demás, y su baja ante el Barça hubiera resultado fatal para sus intereses.

El caso de Piqué es distinto. Tanto, que incluso es posible que, pudiendo jugar, no salte al césped del Santiago Bernabéu el próximo día 10 por cuestiones puramente tácticas y disciplinarias. A día de hoy, sin tener ni mucho menos la alineación decidida para el clásico, Pep Guardiola está más cerca de alinear a Mascherano en lugar de Piqué en el centro de la zaga. Y duda en su acompañante, que saldría de entre Puyol y Abidal.



Al margen de cuestiones tácticas, a Pep Guardiola no le hizo ninguna gracia la estrategema de Piqué forzando la tarjeta. Pep piensa que estas cosas las pueden hacer otros equipos, otros jugadores, otros entrenadores, pero no el Barça. Una suplencia en el Bernabéu podría significar para Piqué el escarmiento por salirse de un dictado que va siempre de acuerdo con las más elementales normas de la deportividad que siempre han caracterizado al Barça y de la que otros no pueden presumir.

Es lo que diferencia al Barça del Real Madrid. Lo que diferencia a Guardiola de Mourinho. Afortunadamente.

 



 


Deja tu Comentario