2011-10-07 15:10 FC Barcelona Por: Administrador

Al Barça le parece bien que agredan a su empleado



Recientemente Sandro Rosell leyó un comunicado en el que amenazaba al Real Madrid con no pasarle una. Venía a decir: "a la próxima ya veréis". Pues bien, "la próxima" se produjo unas pocas semanas más tarde, cuando Jose Mourinho agredió con premeditación, alevosía y cobardía a un empleado del FC Barcelona.

Desde entonces han pasado 50 días y el mundo del fútbol estaba a la espera del fallo del Comité de Competición, que se presumía ejemplar. Pues bien, Alfredo Flórez, el juez único de dicho comité, se lo tomó con calma para reunirse consigo mismo durante 50 días y resolvió el tema con un fallo inadmisible que convierte en falta leve una agresión en toda regla, conculcando la ley y expresando agravios comparativos con otras decisiones en las que por mucho menos se castigó mucho más.



Y el Barça permanece en silencio. Ni recurso, ni posicionamiento oficial como entidad, ni rechazo a la cacicada que contra el Barcelona se ha perpetrado desde la Federación. Nada. ¿Será que así lo ha decidido Guardiola? ¿O quizá que no existe el más mínimo interés en molestar a Florentino? ¿O simplemente que la agresión a un empleado cualificado del club no merece indisponerse con la Federación?

El barcelonismo espera respuestas que no llegan.


Deja tu Comentario