2013-02-28 19:02 FC Barcelona Por: Administrador

Al Barça se le van de las manos los radicales



La bengala encendida en el Camp Nou durante el clásico del martes preocupa al barcelonismo pacífico que se cita en el Camp Nou exclusivamente para disfrutar del juego de su equipo. Joan Laporta desterró a los Boixos Nois del Camp Nou y acabó con los actos vandálicos que allí pudieran producirse, Pero ahora existen indicios de que la junta de Sandro Rosell ha abierto la puerta a los violentos. Incluso El País asegura hoy que les ceden entradas: "fuentes policiales confirmaron a EL PAÍS tener constancia del regreso de los radicales al estadio años después de que fueran vetados. El club les facilita entradas desde el mes de enero que ellos, supuestamente miembros de los Boixos Nois, revenden como y a quien quieren. Las mismas fuentes señalan que se han incautado de armas blancas en los registros efectuados a las puertas del estadio y confirman la presencia de radicales en algunos desplazamientos del equipo".

Una de las promesas electorales de Sandro Rosell en las elecciones fue la creación de una grada de animación liderada por el directivo Jordi Cardoner en contra de la opinión de un amplio sector de sus compañeros de junta. El proyecto finalmente se desestimó por consejo de los Mossos de Esquadra, que no podían garantizar el orden en el recinto de acuerdo con las premisas que el club establecía. La consecuencia de todo elllo es que los violentos vuelven al Camp Nou sin un control específico que limite su acceso al recinto, como sucedía antes.




Deja tu Comentario