2013-03-18 16:03 Real Madrid Por: Administrador

Al descubierto las miserias de la relación Barça-Guardiola



Ha sido el diario AS el que ha revelado las razones por las cuales Guardiola decidió abandonar el club de toda su vida. Y se demuestra que lo hizo obligado. Lo hizo porque el Barça es un club con los pies en la tierra. Que no vive en su mundo feliz de 'valors' y 'seny', sino que enmascara una agria realidad con suma tergiversación mediática. 

Éstos son los cuatro motivos por los cuales Pep tuvo que abandonar:



1. MALA RELACIÓN CON ROSELL

Guardiola era afín al anterior presidente barcelonista, Joan Laporta. Por eso, cuando Rosell se hizo cargo de la presidencia, no le sentó nada bien que parte de su gestión estuviera dedicada a poner esfuerzos para "destruir" todo lo que fuese legado del ex mandatario que le había llevado hasta el primer equipo azulgrana desde las categorías inferiores. Cuando Rosell se decidió a denunciar a Laporta, Guardiola le pidió que no lo hiciera, pero éste no le hizo caso. Y puso la primera piedra para su desencuentro final.

2. FALTA DE APOYO A LA HORA DE "LIMPIAR" EL VESTUARIO



En el plano puramente deportivo, Guardiola consideraba imprescindible realizar una acción dolorosa en materia de salidas para asegurar la continuidad del éxito: Echar a Piqué y a Cesc, dos futbolistas que consideraba que no estaban donde debían estar mentalmente. Sus vidas extradeportivas les habían superado, y por ello, les quería fuera del equipo. Pero la directiva se negó a vender a dos "símbolos" culés que, por cierto, curiosamente, esta campaña también están siendo cuestionados por su rendimiento. Sobre todo Fábregas.

3. CONTROLAR A MESSI

A esto había que añadir que Pep solicitó un mayor control de Leo Messi, que por aquel entonces empezaba ya a hacer de las suyas dentro del vestuario, construyendo su pequeño imperio en el que él es el cacique máximo. El club tampoco pasó por el aro. A día de hoy, Messi increpa a compañeros, se encara con contrarios en párkings y agrede a jugadores en pleno partido. ¿Por qué será?.

4. "NO" A NEYMAR

El motivo que terminó por separar los caminos de Guardiola y del Barça fue el fichaje de Neymar. Rosell es partidario de la llegada del brasileño, pero Pep no quería al carioca en el vestuario culé. Le consideraba un elemento que podía alterar la calma. Ante otro desplante por parte de la directiva, decidió marcharse.

Falta total de apoyo. Así pueden resumirse los motivos por los cuales Guardiola no está hoy en el Barça. La parroquia culé puede enmascarar la realidad como quiera, pero, al final, ésta sale a relucir y demuestra que no es utópico todo lo que sucede en la ciudad Condal. Allí también hay jugadores consentidos y ambientes enrarecidos. Pese a que piensen que están por encima del bien y del mal.


Deja tu Comentario