2016-04-07 12:04 Real Madrid Por: Administrador

Al diario Sport le entra un ataque de madriditis



Con el cambio reciente de director, el diario catalán Sport ha dado un giro radical a su filosofía sustituyendo su tradicional barcelonismo por un hooliganismo puro y duro en defensa de los colores del FC Barcelona acompañado de la expresión más rancia de antimadridismo. La última prueba de este cambio la ofrece el diario catalán en su portada de hoy, una portada desafortunada y de mal gusto que ha sido contestada y protestada en las redes sociales por los propios culés. Twitter se ha incendiado hoy con críticas a esa portada que trasluce la preponderancia del antimadridismo sobre el barcelonismo que se le supone al diario. Ni siquiera saben disfrutar de sus propios éxitos. Siempre con la mirada puesta en el Real Madrid y pendientes de sus tropiezos, porque eso les colma de felicidad. La portada en cuestión se basa en una gran foto de una toma aérea de Wolfsburgo con un gran titular: "Bienvenidos a Wolfsburgo" acompañada de dos imágenes más pequeñas que retratan un abrazo de los jugadores alemanes eufóricos tras un gol y la decepción de Gareth Bale en el suelo lamentando la derrota.

Sport tenía otra portada preparada

Una portada que traspasa los limites del buen gusto y que deja al descubierto el forofismo que guía a buena parte de los medios de comunicación catalanes. Sport incluso ha admitido que tenía otra portada preparada, una portada barcelonista, dedicada a Luis Suárez. Pero la derrota a última hora del Real Madrid en Alemania sirvió para retratar a Sport, en donde el antimadridismo puede al barcelonismo. En Cataluña se quejan de la aficinidad de los medios de comunicación de la capital de España con el Real Madrid. Sin embargo, jamás se han llegado a traspasar los límites del buen gusto como ha sucedido hoy en Sport, que de esta manera ha pretendido servir al Barça tapando la humillación del resultado del clásico con la derrota del Real Madrid. Es un ejemplo más del complejo de madriditis que se asienta en los medios de comunicación catalanes. Y no es mala señal que estén en Barcelona tan pendientes del Real Madrid: ladran luego cabalgamos.

Deja tu Comentario