2016-01-28 08:01 FC Barcelona Por: Administrador

Al Madrid le asusta la visita del Espanyol



El Real Madrid sigue haciendo el ridículo con los fichajes. No sólo con las altas, como se pudo comprobar con el fichaje fallido de David De Gea, sino también con los jugadores que Florentino se quita de encima, al menos como cedidos. El partido que los blancos disputarán contra el Espanyol destapa las vergüenzas de un club acomplejado y que amenaza por miedo y desconfianza a sus jugadores. Y es que dos de los jugadores más importantes del equipo perico, Burgui y Asensio, no podrán medirse al club que les ha cedido, según la "cláusula del miedo" que el Real Madrid hizo constar en el contrato de cesión a la entidad blanquiazul. Una condición que los merengues han fomentado y usado en la inmensa mayoría de sus jugadores descartados. Rubén De la Red, Álvaro Negredo, Pedro León, Royston Drenthe o Denis Cheryshev son algunos de los muchos casos en los que el Real Madrid ha obligado el cumplimiento de dicha cláusula, que tiene sus raíces en las actuaciones estelares de Munitis con el Racing, Eto'o con el Mallorca y Morientes con el Mónaco contra el club blanco después de su salida, que dejaron a los merengues en la cuneta más de una vez.

Una cláusula prohibida

Además, se trata de una cláusula ilegal, según dictaminó la FIFA el pasado 22 de diciembre de 2014. En el artículo 18 bis del Reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores, el que hace referencia a ‘Influencia de terceros en los clubes’, dice los siguiente: “Ningún club concertará un contrato que permita a cualquier parte de dicho contrato, o, a terceros, asumir una posición por la cual pueda influir en asuntos laborales y sobre transferencias relacionados con la independencia, la política o la actuación de los equipos del club”. Así, la Comisión Disciplinaria de la FIFA “podrá imponer sanciones disciplinarias a los clubes que no cumplan con las obligaciones estipuladas en este artículo”. Al Real Madrid se le acumulan las infracciones.

Deja tu Comentario