2011-05-17 14:05 FC Barcelona Por: Administrador

Al Madrid le saldrá cara la pataleta de Busquets



Al Real Madrid le ha salido el tiro por la culata. Todo lo que ha intentado lograr fuera de los terrenos ha sido un fracaso estrepitoso que ha dañado gravemente la imagen del club blanco a nivel mundial. Ayer por la mañana, se le desestimó la denuncia presentada contra Sergio Busquets por presuntos -y no demostrados- insultos racistas a Marcelo. Por la tarde, y por si fuera poco, el Comité de Apelación de la UEFA desestimó el recurso del club blanco a la decisión del Comité de Control y Disciplina de este organismo, en base a las protestas por presunta "conducta antideportiva" de algunos jugadores del Barça en el partido de ida de las semifinales de la Champions League.

Además, el club blanco ha sido condenado a pagar las costas del proceso. Esa cantidad que deberá pagar forma parte del protocolo que el organismo europeo aplica en estos casos, cuando una reclamación es desestimada.

Por si esto fuera poco, el Real Madrid ha quedado como un club mentiroso y con muy mal perder. La entidad que preside Florentino Pérez aportó 'pruebas videográficas' de su denuncia a Sergio Busquets. Sin embargo, la UEFA desestimó la petición blanca. El Real Madrid decidió presentar recurso ante el Comité de Apelación, añadiendo unas imágenes en las que Sergio Busquets se dirigía -supuestamente- al lateral madridista Marcelo y en las que el club argumentaba que profería insultos de índole racista.

Aún así, el Real Madrid tiene la valentía de emitir un comunicado asegurando que no tuvo nada que ver con el ‘caso Busquets’ y que fue todo iniciativa de la propia UEFA. Una mentira como un templo, y sino, ¿a santo de que se le obliga ahora a hacerse cargos de las costas del proceso? ¿Por qué la UEFA dejó claro que fue el Real Madrid quien había presentado la denuncia?

Desde el club blanco han perdido el norte. Después de ver como hacían el ridículo encima del terreno de juego con un rácano juego y llevándole al límite del reglamento, intentaron perjudicar al Barcelona denunciando de “teatro” hasta a ocho futbolistas, y no contento con eso, intentar que Busquets se perdiera la final. Y todo esto, con un entrenador que puso en duda todo el organigrama de la UEFA asegurando que la competición está adulterada, por lo que lógicamente, ha recibido una suspensión por el propio organismo europeo. Todas esas malas artes, conductas inapropiadas y poco señorío, deben ser castigados merecidamente. El Madrid ha aprendido la lección, y lo que es más importante, la UEFA ya le ha apuntado la matrícula al equipo blanco y a su entrenador. Y es que la pataleta de los blancos, le ha salido muy cara al Real Madrid.


Deja tu Comentario