2011-11-21 13:11 Real Madrid Por: Administrador

Al Madrid le siguen perjudicando los árbitros



Por más que desde Barcelona se intente vender que Higuaín tocó el balón con el brazo en la última jugada del Valencia- Real Madrid, la realidad es que Teixeira Vitienes decretó que el balón tocó en el pecho del argentino tal y como se demuestran en las imágenes.

La sectaria prensa barcelonista sigue intentando hacer creer que el Villarato no existe y que si los árbitros ayudan a alguien es al Madrid. Sin embargo, las pruebas demuestran que el conjunto de José Mourinho está siendo gravemente perjudicado durante esta temporada.

Hasta ahora, el Real Madrid sólo se ha visto favorecido en dos ocasiones por los errores arbitrales. En la jornada 3, el Madrid remontó el partido ante el Getafe después que el colegiado señalase una falta de Cata Díaz fuera del área como penalti. Ronaldo marcó el 3-2 gracias a esa pena máxima aunque finalmente no tuvo trascendencia en el marcado ya que los blancos acabaron ganando por 4-2. Posteriormente, ante la Real Sociedad, Undiano Mallenco no expulsó a un agresivo Lass cuando pisó a un rival, aunque en dicho encuentro tampoco Griezzman fue expulsado por una brutal entrada a Sergio Ramos. Hasta ahí, los únicos errores arbitrales que han favorecido al Madrid. Ahora vamos con los que han perjudicado.

En el primer partido de la temporada, ante el Zaragoza, Muñíz Fernández no señalo un penalti de Ponzio por manos en una falta lanzada por Cristiano Ronaldo, una acción que no influyó en el 0-6 final pero sí que evidenció que al Madrid no le pitan ni de cerca todos los penaltis que deberían ser señalados.

En la jornada 4, un rifirrafe entre Khedira y Ballesteros provocó la expulsión del jugador alemán yéndose el jugador de Levante de rositas. Además,  Ballesteros cometió manos dentro del área sin que Turienzo Álvarez señalase nada en una acción que podría haber supuesto el empate del Madrid.

En la jornada 6 ante el Rayo Vallecano, Paradas Romero expulsó a Di María tras dos amarillas mostradas en apenas cuatro minutos en dos acciones que no eran merecedoras de amonestación, especialmente la primera. Una jornada después, unas manos de Baena dentro del área espanyolista no fueron pitadas por Teixeira Vitienes (el mismo colegiado que ante el Valencia) pero esa acción no repercutió en el resultado del partido ante la goleada blanca.

En la jornada 8, el Madrid iba venciendo por 4-1 al Betis cuando Amaya cometía un clamoroso penalti de Amaya sobre Marcelo que Delgado Ferreiro no pitó. Otra pena máxima que los colegiados robaron al Madrid. Ya en la jornada 11 Undiano Mallenco, debió expulsar a Griezmann por una entrada durísima contra Sergio Ramos, pero ya sabemos que es mucho más fácil expulsar a un jugador blanco que al de un rival...


Deja tu Comentario