2012-08-28 09:08 FC Barcelona Por: Administrador

Al Madrid ya no se le ve por el retrovisor



Lo que desde luego no es hegemonía es ganar una Lga y una Copa en dos años mientras el rival acumula 14 titulos en las últimas cuatro temporadas (con dos Champions y tres Ligas). Y tal y como ha empezado la temporada, todo indica a que Tito Vilanova ampliará el número de títulos que logró Guardiola con estos jugadores. Es muy difícil llegar, pero lo es más mantenerse y gestionar a una plantilla acostumbrada a ganar e incluso cansada de ganar. Parece ser que Mourinho tiene problemas en este sentido y el resultado es que de los tres partidos oficiales que ha disputado el Real Madrid esta temporada ha perdido dos, ha empatado uno y no ha ganado ninguno. El Barça, en cambio, ha ganado los tres. Y uno de ellos al propio Real Madrid, que parece haber caído en el abisno de su propia prepotencia. Tal y como están las cosas, el Madrid podría despedirse ya de la Liga en el mes de agosto.

En los tres partidos oficiales disputados por el Barcelona ha marcado 10 goles y ha encajado 4. El Madrid ha marcado 4 goles y ha encajado 6. Remontándonos a la temporada pasada, el Madrid galáctico de los récords no logró una diferencia tan holgada con el Barcelona hasta la jornada 14, precisamente cuando el Barça perdió en Getafe. Esta situación presionará a los jugadores blancos, que deben afrontar la vuelta de la Supercopa con la obligación de ganar, aunque su entrenador vaya diciendo por ahí que esta competición le importa poco.



El soberbio Mourinho afirma que para ser hegemónico hay que ganar dos Champions. Lo que no dice es que ganando un título al año no se puede aspirar a ser hegemónico en nada. Su tercera temporada en el Madrid promete ser traumática y muy pronto volveremos a oir rumores de que quiere regresar a la Premier League. Al tiempo. Lo cierto es que con la millonaria plantilla que Florentino ha puesto a su disposición no es de recibo obtener unos resultados tan pobres.

Messi también vapulea a Cristiano

La diferencia de juego y de puntos que separa hoy en día al Barça del Real Madrid se repite también con sus principales estrellas. Messi encabeza la lista de goleadores con cuatro goles en dos partidos de Liga, mejorando el promedio que el año pasado le sirvió para ganar el pichichi con 50 goles. En cambio, Cristiano Ronaldo no ha visto todavía puerta. Sólo ha conseguido marcar precisamente en el Camp Nou, en el partido en el que Messi también anotó un tanto.



Desde Madrid se ha pretendido igualar al jugador portugués con el argentino y se ha puesto en marcha una campaña, cuyo origen está en el mismo entrenador del Madrid, para que le den el Balón de Oro. El rendimiento que está ofreciendo Cristiano no le sirve ni para merecer el podio de ese galardón. En cambio, Messi se mantiene en el mismo nivel de la temporada pasada. Leo sacó en Pamplona su orgullo de líder y resolvió él solito un partido que se le había complicado a su equipo. Cristiano Ronaldo, en cambio, naufragó en Getafe y apenas destacó por los reproches a sus compañeros por no pasarle el balón. Hace falta algo más que marketing y una prensa amable para conseguir el Balón de Oro.

 

 


Deja tu Comentario