2017-01-14 18:01 Reportajes Por: Administrador

Al Real Madrid le salen 10 "Chitalus" que convierten en imposible el sueño de su récord mundial



Fede Peris

Aunque para las fuentes de la Caverna de Florentino Pérez el Real Madrid está a seis partidos de batir el récord mundial histórico de partidos oficiales encadenados sin derrota, lo cierto es que hará falta algo más que la flor de Zidane para que el equipo blanco alcance los 106 partidos consecutivos sin conocer la derrota que consiguió el Steaua de Bucarest en 1989. O los 63 del Sheriff, o los 62 del Celtic de Glasgow, o los 61 del Lavadia Tallin, que son los clubs que dominan este ranking particular según las fuentes oficiales de la UEFA.



En 2012 Leo Messi batió el récord goleador de Gerd Muller, como máximo goleador histórico en un año natural. La marca del ex campeón del mundo alemán del Bayern Múnich quedó establecida en 85 goles, pero Leo Messi la pulverizó en 2012 dejándola en 91 goles, una cifra que no está al alcance de nadie. Ni siquiera de Cristiano Ronaldo. Pero para estas cosas está la Caverna y los fieles peones útiles como Tomás Roncero, el especialista número uno emborronando la gloria y grandeza del Barça. Con esta rabieta encajó Roncero a finales de 2012 el récord estratosférico de Messi: "El récord no es de Leo Messi, es de Chitalu: 107 goles en total".

Así rabiaba Tomás Roncero con Messi

¿Y quién era el tal Chitalu? Así lo explicaba el propio Roncero: "Entre fanfarrias, fuegos artificiales y loas desmesuradas por el presunto récord goleador de la historia del fútbol firmado por Messi, en un bello rincón de África, Zambia, siguen llevando flores cada mañana a la tumba del verdadero dueño de ese registro numérico. AS les desvela la autoría del auténtico récord Guinness en esta materia. Se llama Godfrey Chitalu. Nació el 22 de octubre de 1947 y murió trágicamente el 27 de abril de 1993". Roncero, que afirmaba que "no discuto la grandeza de su mérito, sino la legitimidad de la marca", rabió entonces como nunca ante los guarismos de Messi inalcanzables para Cristiano (jamás se ha acercado a esa cifra) y rabió de lo lindo hasta que encontró a su primo Zumossol que le sirvió para lanzar porquería contra la gesta ilegítima de Messi.

De la objetividad de Tomás Roncero se puede esperar cualquier cosa, incluido lo de dudar de la hazaña de Messi de los 91 goles en un año. Lo que no se puede esperar es que admita que en este momento el Real Madrid necesita encadenar consecutivamente 66 partidos más para igualar el récord del Steaua de Bucarest, que no se encuentra en un papel olvidado en la jungla de Zambia sino en datos oficiales de la UEFA,



 

El top Ten de los invictos


Deja tu Comentario