2013-11-14 17:11 FC Barcelona Por: Administrador

Al Roncero más ventajista se le ve el plumero



Joan Tubau

Tomás Roncero explica hoy en As: "Cristiano está firmando los mejores números de su carrera. En lo que va de año 2013 ya lleva 62 goles oficiales (igualará su récord de 63 si mañana marca ante Suecia en Lisboa) y su espectacular arranque de curso le ha llevado al Pichichi de la Liga y a liderar la clasificación de la Bota de Oro. Sus 16 goles en nuestro campeonato le permiten encabezar la tabla por delante del lituano Valskis y el hispano-brasileño Diego Costa.



Para Cristiano la Bota de Oro no sería una conquista novedosa en su carrera. En la gigantesca sala de trofeos que tiene instalada en su casa de La Finca ya reposa la Bota de Oro de 2011. Ese año la consiguió con sus 40 goles en Liga, que superaron con creces los 31 de Messi. Por cierto, el astro argentino marcha 26º en la tabla de la Bota de Oro...
El portugués ha empezado la temporada como nunca (24 goles con el Madrid). Y sus 16 en Liga igualan su mejor arranque en la jornada 13ª, que fue en la Liga 2010-11 (también llevaba 16). En la 2009-10 levaba 6 (había estado de baja por lesión), en la 2010-11 firmaba 14 y en la 2011-12 tenía 12. Si sigue así, le espera otra Bota de Oro en su vitrina".

Seguramente Cristiano Ronaldo debe tener una "gigantesca" sala de trofeos en su casa, pero no precisamente para colocar allí los títulos que ha ganado en el Real Madrid, que se pueden contar con los dedos de una mano y caben en cualquier estantería. Habría que preguntarse si la sala de trofeos de Cristiano es gigantesca, cómo debe ser la de Messi. Si Cristiano Ronaldo ha ganado dos Botas de Oro, Messi tres. Si Cristiano Ronaldo ha ganado un Balón de Oro, Messi cuatro. Si Cristiano Ronaldo ha ganado cuatro ligas (sólo una en España), Messi seis. Si Cristiano Ronaldo ha ganado una Champions League (no con el Madrid), Messi tres. Y sin contar medallas de oro olímpicas, mundial de clubs o supercopas de Europa. Y eso que Messi es más joven y ha tenido menos tiempo y partidos para barrer en títulos a su oponente.

A Tomás Roncero se le ve el plumero cuando aprovecha las lesiones de Messi y los partidos que ha dejado de jugar para echarle en cara que no marque goles. Y sólo dejando de jugar Messi, sólo así, Cristiano Ronaldo puede presumir de ser el primero. Cuando Leo está en las debidas condiciones físicas no hay Cristianos que se le resistan. Las marcas de Cristiano, como dice Pepe, son "impensables". Impensables para todos menos para Messi, que antes ya ha hecho mucho más y deja en vulgar lo que para el portugués es "impensable". Y es que cuando Cristiano llega a 62 goles y exige el Balón de oro por ello, Messi hace dos años que alcanzó los 91... con permiso de Chitalu. Esa es la verdadera diferencia que les separa.




Deja tu Comentario