2011-06-29 12:06 Real Madrid Por: Administrador

Al Santos le ha sentado muy mal la marcha de Neymar



A estas alturas de verano, ya nadie duda que Neymar será con toda seguridad el fichaje estrella del Real Madrid de cara a la próxima temporada. Desde hace tiempo el conjunto blanco ha entablado negociaciones con el jugador y su agente, Wagner Ribeiro, con la inestimable ayuda de Ronaldo. El ex delantero blanco ha sido clave para conseguir que Neymar haya dicho sí a la proposición del Madrid, ya que en un principio la intención del futbolista era la de seguir un año más en Brasil.

Tras la disputa de la Copa Libertadores, Neymar comunicó formalmente a los dirigentes del Santos que su intención es la de marcharse este mismo verano al Real Madrid, algo que no ha sentado nada bien en el club brasileño, donde se esperaba que su marcha no se produjese hasta después del Mundialito de clubes.

Para intentar torpedear la marcha de Neymar rumbo a la disciplina blanca, desde el Santos se han iniciado maniobras nada “éticas”. En primer lugar, el presidente del club brasileño, Luis Álvaro de Oliveira Ribeiro, aseguró ayer que eran cinco equipos los que habían preguntado por el jugador, en un intento de intentar reanimar la puja de Neymar. "No queremos vender Neymar, pero está claro que hay una cláusula convencional que puede pagar. Cinco clubes europeos se ofrecieron a cubrir la multa. No puedo decir que esto da luz verde a un acuerdo entre el Santos y los jugadores, pero son los clubes más importantes de Europa. Pidieron hablar con el jugador y, obviamente, lo permitiremos", aseguró. Pese a ello, en el club brasileño saben perfectamente que sólo Chelsea está dispuesto a pagar 45 millones de euros, pero que Neymar ya ha elegido al Madrid como su equipo destino.

Tras el intento fallido de Ribeiro, llegó el turno del entrenador del Santos, Mauricy Ramalho. El técnico carioca intentó echar leña al fuego alabando al Barça y criticando a Mourinho a través del fichaje del jugador. "Tengo un poco de miedo con Neymar en el Madrid y de que le pase lo mismo que a Kaká. Es muy diferente al Santos. No sé si allí va a tener libertad en el campo, porque Mourinho es mucho de trabajo táctico, de no dejar jugar. Tengo muchas dudas de esa relación de Neymar con el Madrid. Si hay un equipo que tiene su cara y que él tendría que elegir es el Barcelona, pero nunca antes de fin de año", declaró. Parece ser que Ramalho ha visto muy pocos partidos del Madrid y no ha visto como Mourinho da toda la libertad del mundo a jugadores como Ronaldo, Di María, Özil o Benzema para que jueguen a lo que saben, a atacar, desligándose muchas veces de tareas defensivas. Y es que las declaraciones de Ramalho tuvieron como único objetivo generar polémica para ver si podría derribar el acuerdo entre Neymar y Madrid metiendo al Barça en medio de la operación, algo que es imposible ya que ni el club azulgrana puede costear la operación ni Neymar ha pensado nunca en fichar por otro club que no sea el Real Madrid.


Deja tu Comentario