2016-12-01 07:12 FC Barcelona Por: Administrador

Aleñà pone en evidencia a la secretaría técnica del Barça



Si alguien pudo evitar que el Barça hiciera el ridículo anoche en el campo del Hércules en el primer encuentro de la temporada con un Segunda B, no fueron ni los Arda, ni los Denis, ni tampoco los André Gomes. Tuvo que ser el juvenil Carles Aleñà, que juega con el filial habitualmente, quien sacara el orgullo culé para poner un 1-1 que se quedó en marcador definitivo. El canterano hizo un partidazo y lo culminó con un obús desde fuera del área. Algo que ha dejado en evidencia a la secretaría técnica culé. El joven crack blaugrana había sido convocado en otras ocasiones por Luis Enrique, pero todavía no había tenido la oportunidad de lucirse y mostrar su potencial. A la primera de cambio, lo hizo, para vergüenza de Paco Alcácer, y sobre todo de Robert y compañía. En la secretaría técnica han quedado en evidencia al haber hecho un esfuerzo económico para traer al valenciano, que ayer tampoco vio puerta y acabó desesperado. 

Alcácer impide la progresión de Aleñà en el primer equipo

Lo cierto es que el fichaje de Alcácer no era necesario, y así lo demuestra la aportación de Aleñà al equipo. De hecho, la impresión que dio ayer es que el '17' culé sólo le está cerrando el paso al primer equipo a su jovencísimo compañero. Algo que habrá que replantearse el club. El debut de Aleñà, en cambio, fue soñado. Si con el Barça B el canterano ha jugado 12 partidos y ha marcado un gol, con la camiseta del primer equipo no ha tardado nada en mostrar su talento y sus intenciones. Luis Enrique deberá tener en cuenta su esmero y clase para futuras convocatorias. Si no lo hubiera hecho, otro habría sido el resultado en el Rico Pérez.  

Deja tu Comentario