2011-04-16 00:04 Real Madrid Por: Administrador

Algún culé debería preparar el paraguas



Sin embargo, lo que no es tan de recibo son las declaraciones que personajes públicos han realizado los últimos días en torno a estos partidos. El último ha sido Jorge Lorenzo, que ha venido a decir que le pueden regalar al Madrid la victoria en el partido de Liga porque ésta ya está finiquitada a favor de su equipo, el Barcelona. Una frase muy lorencista, desde luego. De las que no deja a nadie indiferente. Unos le adorarán, otros le odiarán. Luego te preguntas cómo puede haber tanto seguidor de Valentino Rossi en España. Igual si hiciéramos una encuesta en el Bernabéu el piloto más querido por los aficionados del Madrid sería, precisamente, el italiano.

Es probable que haya gente que se haya sentido dolida con estas palabras de Lorenzo. Sin embargo, las palabras más graves que, personalmente, he oído en los últimos días en relación a los Real Madrid-Barcelona que se avecinan son las de Joan Gaspart. Por muy forofo o seguidor que sea de su Barcelona, que lo es, ni la LFP ni la propia RFEF pueden permitir que una persona que, se supone, representa 
al fútbol español diga que el "Barcelona le ganará por 14-0 al Real Madrid". Más allá de la gracia, que puede que para alguien la tenga, lo que no entiendo es que en el Madrid no hayan elevado alguna queja contra estas palabras de Gaspart. Es ilógico. Un cargo tan representativo como el que ostenta este señor jamás debe elevar la voz de la forma tan forofista y partidista con la que lo hizo Gaspart 
¿Acaso alguien ha escuchado algo -no ya parecido, que es imposible- de  la boca de Hierro o de Del Bosque? ¿Se imaginan a Del Bosque diciendo que quiere que el Madrid elimine al Barcelona de la Champions? Igual al día siguiente Las Rozas es un campo de batalla y a los dos días 
Salamanca, la tierra del seleccionador, está levantada en armas a causa de los deseos negativos para con el técnico de todos.  Madridista, sí, pero de todos en estos momentos con lo que ello implica a la hora de hablar de cara al público.

Todo este batiburrillo de palabras, deseos y chinitas hacia el Real Madrid creo que es lo mejor que le puede venir a los blancos. Si el Madrid quiere sorprender al Barça debe hacerlo desde la humildad, desde el segundo plano. Mourinho debería salir en las ruedas de prensa previas diciendo que esperan que no les metan cinco o que intentarán empatar para seguir vivos. Palabras vacías cargadas de victimismo. Esa es la estrategia de cara al exterior. De hecho, es la misma que usa Guardiola en el Barcelona y no le ha ido nada mal. Vender al Shakhtar 
como la maravilla del mundo del fútbol o decir que el de Almería es el partido más importante de la temporada y cosas así sólo son parte de una estrategia. En eso Guardiola es un maestro. Y por eso no le gusta que tantos y tan variados personajes se metan con el Madrid, porque eso hace más fuerte a los blancos. Ya me imagino a Mourinho forrando 
Valdebebas con las caras y los mensajes de Lorenzo, Gaspart, Valdés, Rosell y compañía ¿Para qué pagar a un psicólogo si, los que son tus rivales, te lo costean subiéndote la moral con mensajes que lo único que hacen es motivarte? Igual en unas semanas los que tanto han cacareado de más tienen que cerrar el pico.

El fútbol es tan grande que cuando escupes hacia arriba te acabas mojando ¡Que alguno saque el paraguas!




Deja tu Comentario