2011-10-31 14:10 FC Barcelona Por: Administrador

Alves, a una tarjeta de la suspensión



Alves y Guardiola no quisieron forzar la amarilla ante el Plzen en el Camp Nou para no hacer enfadar a la UEFA. Pep sabe que no va con su estilo y prefiere que todo suceda en el campo con naturalidad.

Pero ahora la situación se ha complicado y Alves corre el riesgo de ver una amarilla en cualquier lance del juego. Por eso, Guardiola tiene un día y medio para decidir si el brasileño descansa mañana ante el Viktoria para llegar limpio al partido de la quinta jornada en San Siro que decidirá quién pasa como primero de grupo: Barça o Milan.



 


Deja tu Comentario