2012-05-31 09:05 FC Barcelona Por: Administrador

¡Amnistía para Tito Vilanova y Mourinho!



Las consecuencias del famoso dedo en el ojo iban a producirse en la próxima Supercopa que jugarán de nuevo Barça y Real Madrid en agosto, dado que aquella miserable y cobarde acción del técnico portugués se produjo en esta competición y el castigo se ha de cumplir en el mismo torneo.

La Supercopa 2012 se disputará el 22 de agosto en el Camp Nou y el 29 del mismo mes en el Bernabéu. Estaba previsto que Mourinho cumpliera en ambos encuentros el castigo de dos partidos que le impuso el Comité de Competición, mientras que Tito Vilanova se hubiera visto impedido de vivir desde el banquillo su primer clásico, aunque en su caso la sanción era de un partido y hubiera podido dirigir al Barça en el Bernabéu. Sin embargo, todas estas medidas disciplinarias quedan en nada ante la firme voluntad de Ángel Villar de mantener la tradición y aplicar una amnistía el próximo 1 de julio coincidiendo con el inicio de su nuevo mandato.



La intención de Villar es perdonar todas las faltas leves que estén pendientes de cumplimiento. Y, curiosamente, para el Comité de Competición del inefable Alfredo Flórez que un técnico le meta el dedo en el ojo a otro, con premeditación y por la espalda, es una falta leve. Como leve puede ser llamarle "sinvergüenza" a un árbitro. La cuestión es que la administración de justicia deportiva en España consideró que la agresión de Mourinho merecía dos partidos y la reacción de Tito Vilanova revolviéndose, un partido. Es decir, que a efectos del Comité de Villar, el comportamiento de Mourinho y Vilanova fue "parecido". La agresión entre entrenadores es considera por este comité como una travesura mientras que algo parecido sobre la persona de un árbitro se saldría fuera de medida de gracia de Villar. Por ejemplo, el jugador Dani Benítez, del Granada, el mismo que le lanzó una botella de agua a Clos Gómez, no encontrará clemencia en la Federación. La línea que sigue el Comité de Competición da pie a pensar que si el botellazo se lo hubiera llevado, por ejemplo, Guardiola, la falta hubiera sido levísima.

Mucho se habla en Madrid de "villaratos" y de sandeces por el estilo para justificar los triunfos del Barça cuando el Madrid pierde -porque cuando gana es por méritos propios-, pero en esta ocasión los estamentos oficiales han vuelto a echar una manita al club blanco. Una de las acciones más escandalosas y vergonzosas de la historia del fútbol en España quedará impune. Mourinho, una vez más, se saldrá con la suya. Primero consiguió que su miserable acción fuera casi comparable con la respuesta del agredido. Y una vez logrado su objetivo, ahora consigue salir impune de su fechoría.

Mourinho podrá generar muchas dudas como técnico cuando tiene que verse las caras con un equipo grande, pero como ya dijo Guardiola, es el "puto amo" del fútbol español fuera de los terrenos de juego. No sólo maneja a Florentino a su antojo. También a Villar. Y además se queja.


Deja tu Comentario