2015-04-04 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça tiene un calendario más complicado que el Madrid



El Barcelona tiene un calendario más complicado que el del Real Madrid para conseguir el título de Liga de aquí a final de temporada. Lo bueno del conjunto de Luis Enrique es que puede permitirse un tropiezo en la competición liguera gracias a los cuatro puntos de diferencia que le saca al club blanco.

Al Barça le quedan cinco partidos fuera de casa antes de acabar la Liga, de estas cinco visitas, cuatro se antojan muy complicadas para los de Luis Enrique. La primera es mañana, ante el Celta de Vigo, un rival que ya fue capaz de conseguir la victoria en el Camp Nou.



La siguiente salida de los azulgranas es al Sánchez Pizjuán. Siempre es complicado jugar en casa del Sevilla, pero esta temporada lo es más. Los de Unai Emery se sitúan en la quinta posición y están realizando una excelente campaña, donde su campo se ha convertido en un terreno inexpugnable ya que aún no ha perdido ningún partido, siendo el único equipo de Primera División que no ha caído derrotado en su propio campo.

Tras el Sevilla, la siguiente salida será el derbi ante el Espanyol en Cornellá-El Prat. Un partido de esta categoría siempre es complicado, como ya quedó demostrado la pasada temporada, donde el Barça acabó llevándose los tres puntos con un solitario gol de penalti.

La siguiente salida será ante el Córdoba, el que a priori puede ser el rival más fácil, pero teniendo en cuenta que el club andaluz puede estar jugándose la salvación, el partido puede convertirse en un arma de doble filo.



La última visita es en el Vicente Calderón de Atlético de Madrid, estadio complicado donde los haya. Los del Cholo Simeone siempre son duros en sus batallas y su lucha con el Valencia por el tercer puesto hará del partido una final.

A estos partidos fuera de casa hay que sumarles la visita del Valencia al Camp Nou, que ya sabe lo que es llevarse los tres puntos de Barcelona, después de que la pasada temporada consiguiese batir a Barça en su estadio.

Por su parte el Real Madrid sólo afronta tres partidos complicados de cara al final de temporada. La visita a Balaídos en la jornada 33, la salida al estadio del Sevilla en la 35 y el partido ante el Valencia en el Santiago Bernabéu en la jornada 36.


Deja tu Comentario