2016-11-26 12:11 Real Madrid Por: Administrador

Anuncian un ultimátum a Luis Enrique



Carlos Muñiz Para nadie es un secreto que el FC Barcelona es un polvorín, una olla a presión a punto de estallar. Mientras desde su directiva se intenta mostrar una sensación de calma, lo cierto es que la negativa de Leo Messi a renovar su contrato y la posibilidad de que se pueda ir sin dejar un euro en las arcas del club cuando quede libre el 30 de junio de 2018, genera inquietud en la entidad culé. A esos nervios se une ahora la posibilidad de que también Luis Enrique huya por piernas al término de la presente temporada. Bartomeu ha intentado por todos los medios convencer al técnico para que renueve, pero éste le da largas. No lo ve claro. Y ante esa posibilidad real de que Luis Enrique pueda dejar tirado al Barça, la directiva ha respondido de manera contundente, según ha descubierto OKdiario, que informa de que sobre  Luis Enrique pesa un ultimátum en las dos próximas jornadas. Mañana en Anoeta, un campo maldito para el Barcelona, y el próximo sábado en el clásico. Si el Barcelona no superara las dos pruebas con un triunfo el puesto de Luis Enrique podría peligrar. Así lo explica OKdiario: "Luis Enrique está al borde del abismo. El asturiano ha llevado al Barcelona a su peor arranque en Liga desde 2007, año en el que Frank Rijkaard dejó al equipo sin títulos. El técnico no cuenta ni con el beneplácito de unos jugadores cansados de sus estridencias ni de una directiva que ve cómo pasa de sus consejos de alinear a sus fichajes –los minutos de  Alcácer o André Gomes son testimoniales–.,,Desde la directiva se ha trasladado la idea de que si el asturiano cae también ante el eterno rival tiene pocas, por no decir ninguna, opciones de comerse el turrón en el Camp Nou. Al Barcelona no le temblaría el pulso para sondear otras opciones mejor aceptadas por la plantilla como su segundo entrenador Juan Carlos Unzué.... La victoria ante el Celtic no ha conseguido calmar los ánimos de una plantilla que cada día ve que el asturiano se va quedando sin apoyos. Salvo sus jugadores protegidos –Luis Suárez, Rafinha y Sergi Roberto–, ningún otro defiende las tesis de un Lucho cuya salida no causaría un agujero económico en el club y que no desgastaría la imagen del presidente Josep María Bartomeu, puesto que ni la afición ni la prensa catalana guardan un especial afecto al entrenador.... El ex jugador acaba contrato el 30 de junio y el tema de su renovación aún no se ha abordado en la directiva ni hay planes de ello. Luis Enrique cobra 5,5 millones al año y el finiquito que tendría que abonar el Barcelona sería testimonial para las cifras que manejan otros técnicos. En Can Barça no pueden, ni quieren, verse a 10 puntos del eterno rival, lo que supondría la inmediata salida de Luis Enrique". El efecto Zidane llega al Camp Nou.

Deja tu Comentario