2012-08-27 09:08 FC Barcelona Por: Administrador

Messi le gana a Osasuna y al árbitro (1-2)



Player Video...
//

 

El Barça no perdió la Liga el pasado año ante el Real Madrid (1-3 en el Bernabéu y 1-2 en el Camp Nou). La perdió en campos como el de Osasuna en donde este año ha ganado. No ha ganado bien, como nos tienen acostumbrados estos jugadores, pero ha ganado. Tito Vilanova ha dejado a Xavi en el banquillo y al equipo le han faltado ideas y orden en el centro del campo. Cesc Fàbregas parece más útil en funciones ofensivas, porque en la distribución de juego, al menos esta tarde, no ha conseguido poner orden y mover a todo el equipo. Por eso tuvo que salir Xavi en el minuto 69 y el partido cambió. En cuestión de minutos el 1-0 logrado por Joseba Llorente en posición antirreglamentaria dio paso al 1-2 definitivo gracias a un Messi matador en dos jugadas. Curiosamente el astro argentino ha jugado en Pamplona uno de los peores partidos que se le recuerdan como jugador blaugrana. Sin embargo, aún estando mal, es tan excepcional que es capaz de resolver a su aire un encuentro que sus compañeros no supieron encarrilar.



Muñiz Fernández se equivocó gravemente en la señalización de los fuera de juego. Mourinho puede estar contento porque esta vez el "guarda líneas" se encargó de abortar una y otra vez las jugadas de ataque del FC Barcelona. Así, de un error arbitral en un fuera de juego a Messi que no era y que le hubiera permitido quedarse solo ante el portero, pasamos al gol de Joseba Llorente obtenido en posición más que dudosa.

El partido se le ponía cuesta arriba al Barcelona en el minuto 16. El equipo estaba espeso, no conseguía controlar el juego, no presionaba lo suficiente al rival y le permitía tener la pelota más tiempo del que es habitual. Por otra parte, los barcelonistas no triangulaban ni conseguían imponer su ley con jugadas largas de toque. El resultado es que Leo Messi deambulaba como alma en pena sin que le llegaran balones en condiciones para asustar al rival. Se palpaba desconcierto en el Barça y escasa fe en la victoria, hasta el punto de que Valdés, con tres intervenciones excepcionales, evitó que Osasuna ampliara el tanteo.

El Barça, por su parte, llegaba, pero sin convicción. Iniesta fallaba un gol a puerta vacía y el portero Andrés desbarataba un disparo de Messi y la posterior respuesta del mismo Iniesta, Tras el descanso, el Barça no mejoró, aunque parecía controlar mejor el centro del campo. Y Tito hizo los cambios: Cesc dejaba su plaza a Pedro, Iniesta a Xavi y Tello a Villa. Y ese Barça presentó una mejor cara. Tanto, que llegaron los goles que han permitido al conjunto blaugrana salir con los tres de puntos de uno de esos campos en donde se pierde y se gana la Liga.



El árbitro expulsó a Tito Vilanova por un comentario realizado desde el banquillo. Con él no tienen las mismas contemplaciones que con Mourinho. Corría el minuto 70 y la marcha de Tito coincidió con la reacción de un Barcelona que salió dispuesto a comerse a Osasuna en unos minutos finales frenéticos en los que el público no entendió la voluntad del colegiado de compensar los errores con los que había perjudicado al Barcelona. Por eso, para compensar, expulsó a Puñal por lo mismo que a Tito, por protestar. El público pidió fuera de juego en el primero de los goles del Barcelona. Era el resultado de la impotencia ante un partido que Osasuna ya veía ganado y que un estelar Messi arregló para felicidad del barcelonismo. Los números uno indiscutibles están para eso, para solucionar los partidos cuando sus compañeros no son capaces de hacerlo. Pueden seguir sus campañas de marketing en Madrid, pero nunca podrán ocultar la grandeza de este futbolista que esta vez, sin jugar bien, sumo el cuarto gol en apenas dos partidos de Liga.


Deja tu Comentario