2013-01-18 13:01 Real Madrid Por: Administrador

Apelación ampara el atraco al Madrid con Sergio Ramos



El Real Madrid había puesto sus esperanzas en que el Comité reconsiderase el hecho de que lo sucedido entre el colegiado y Ramos, que al ser expulsado le llamó 'sinvergüenza', fuese una sola acción y no dos, tal y como consideró Competición para poder sancionar al de Camas con cinco partidos (uno por la roja y cuatro por en insulto) y no cuatro.

Los Comités, claro está, siguen haciendo gala de su capacidad dictatorial y han decidido que esa acción consta de dos partes muy bien diferenciadas porque ellos lo dicen, de modo que no habrá piedad. Al Madrid le queda aún el recurso del Comité Español de Disciplina Deportiva, pero la experiencia dice que es bastante absurdo llegar a esos extremos. No se consigue nada.



Así pues, queda consumada una nueva acción déspota por parte de los Comités con el Real Madrid. Unos estamentos que, además, se han creído tener el derecho de decidir también cómo deben de ser las disculpas de un futbolista: "Negamos que el arrepentimiento del jugador, que invoca el club recurrente, pueda ser calificado de espontáneo. Siempre se ha considerado que la nota de  espontaneidad requiere una acción propia del jugador encaminada a compensar, de forma inmediata, los efectos de su vituperable conducta, y que lo espontáneo excluye lo pensado fríamente, con horas de intervalo, que no se especifican en el recurso, donde simplemente se nos dice que el arrepentimiento se hizo público mediante Twitter".

Pues nada. A callar y tragar. No queda otra. Eso sí, el Real Madrid debería ir pensando en protestar de forma seria ante quien toque para empezar a hacerse valer en este tipo de disputas.


Deja tu Comentario