2011-08-22 12:08 FC Barcelona Por: Administrador

¿Por qué Mourinho perjudica al fútbol español?



Mourinho ha traído a España la marrullería, los malos modos, la violencia, las protestas indiscriminadas, el complejo de inferioridad y el victimismo... Todo eso le sirve para embaucar a quien le quiere hacer caso y prefiere agarrarse a sus zafios mandamientos antes que aceptar lo que es evidente para el mundo entero: nadie puede hacerle sombra a este Barça, ni siquiera el Real Madrid.

Eso son las formas, pero el fondo no es mejor. Además de agredir al señorío y el honor que predica el himno del Real Madrid, Mourinho ha conseguido enfrentar a los componentes de la selección española más blaugrana de la historia, curiosamente la que es campeona de Europa y del mundo. Con sus consignas, metiendo cizaña, ha logrado incluso que quien considerábamos un señor, Iker Casillas, se comporte como un cabo chusquero en lugar de como capitán de la selección negando lo evidente y acusando a su compañero de selección, Cesc, de tirarse. También él está abducido por los malos modos de quien predica con el ejemplo agrediendo a quien se le pone por delante, y por la espalda, claro está.



Mourinho ha sembrado cizaña en la selección. Hasta podría parecer que quiere así beneficiar a la selección portuguesa, quién sabe. Pero lo cierto es que las relaciones entre los componentes del Barça y del Madrid están al borde de la ruptura, como confiesa Cazorla, por su culpa. Pero hay más. España tenía un central como la copa de un pino, Albiol, campeón del mundo, al que Mourinho ha desterrado al olvido para poner ahí a futbolista casi cabado, Carvalho -que ha llegado al Madrid de la mano de su amigo Jorge Mendes-, y no contento con eso ficha a un francés de 18 años para que Del Bosque se las vea y se las desee para encontrarle a Puyol un recambio de garantías.

Mourinho prefiere portugueses y turcos antes que dar oportunidades a los de casa. Y siguiendo sus métodos, ha "desgraciado" a Sergio Canales, una de las grandes promesas del fútbol español, cuya progresión ha quedado frenada porque antes que él tenían que jugar los fichajes que le trajo Jorge Mendes.

Mientras el Barça presume de cantera y utiliza a futbolistas formados mayoritariamente en casa, el Madrid de Mourinho apuesta por los portugueses y turcos. No deja de ser gracioso que el Bernabéu grite aquello de "Que viva España" cuando juega allí el Barça. Como si eso pudiera espolear a los portugueses, turcos, alemanes, franceses, argentinos o brasileños que juegan en sus filas.



Han perdido el norte, pero lo españoles no tenemos la culpa y no deberíamos aguantar los métodos barriobajeros de este personaje que se comporta como un matón barriobajero... Y no pide perdón.


Deja tu Comentario