2011-09-15 12:09 Real Madrid Por: Administrador

¡Que viva el Platinato!



Primera jornada de la Champions League esta temporada y primera muestra de la mano negra que controla el fútbol europeo. José Mourinho tuvo que ver ayer ganar a su equipo desde un palco por haber denunciado unos hechos que ayer se volvieron a demostrar.

Mientras el Madrid intentaba ganar el partido jugando, el Dinamo de Zagreb se dedicó a hacer faltas y más faltas.  En una de esas, Leko le propinó una soberana patada a Cristiano Ronaldo en el tobillo. El portugués acabó sangrando y con tres puntos en el tobillo mientras que el jugador croata no vio ni falta por una acción por la que debió ser expulsado. Eso sí, Marcelo sí que no pudo acabar el partido, que todos sabemos que es más grave fingir un penalti que intentar destrozar la pierna de tu adversario…

Todavía resulta mucho más impactante ver que Oddvar Moen no pitó ni falta por la dura entrada de Leko cuando hace unos meses el Madrid acabó con diez tras una acción muy parecida. En aquella ocasión Pepe fue expulsado por una supuesta falta sobre Dani Alves en un balón dividido. Entonces, el portugués fue expulsado porque sí, aunque en aquella ocasión las imágenes demostraron que no había tocado al brasileño.

Y es que mientras Ronaldo acabó sangrando y con puntos en su tobillo, Alves volvió al terreno de juego corriendo después de haber caído al suelo como si le hubieran pegado un tiro. Haría bien el Madrid en cambiar el rojo de su camiseta y convertirlo en azulgrana. Así quizás por una vez recibiría un arbitraje a favor…




Deja tu Comentario