2011-03-31 14:03 Real Madrid Por: Administrador

¿Quién llama prepotente a quién?



"Apuesto por un 5-0, para no perder la costumbre", ha  vaticinado el pitoniso Rosell en la final de Copa. ¿Un presidente puede realizar tales pronósticos? Poco a poco, los azulgranas están viendo como el espíritu de Laporta se está apoderando de su sucesor. Lejos queda la humildad y los valores de sacrificio y trabajo que Rosell pregonaba durante su campaña electoral.

Y es que el Barça parece que no aprende. Predicciones así ya se hacían para la final de la Copa de Europa de Atenas. En aquella ocasión, el Barça de Cruyff también se creía el mejor equipo del mundo y despreciaba a sus rivales. El Milan de Arrigo Sacchi fue el encargado de dar a los culés el baño de humildad que se merecían, algo que volverá a pasar el 20 de abril. En Madrid ya aprendieron de errores propios y desde que Vicente Boluda vaticinase un chorreo ante el Liverpool, ningún otro dirigente ha vuelto a apostar por un resultado. Parece que la chulería y la prepotencia de la que se acusa al Madrid desde Barcelona ha cogido el puente aéreo.

Las palabras de Rosell sólo sirven para encender aun más el ambiente de las últimas semanas y para motivar más aun a unos jugadores que quieren vengarse del partido del Camp Nou. El siempre tranquilo y poco hablador Rosell se está convirtiendo en un hooligan. El Madrid responderá.


Deja tu Comentario