2013-12-29 12:12 Real Madrid Por: Administrador

Arbeloa es "El Lateral"



Arbeloa vale doble. Ancelotti es el último entrenador que está sacando partido de la polivalencia del lateral blanco. Con Arbeloa tiene dos laterales en uno y eso para los entrenadores es un respiro. Juega por la izquierda con la misma fiabilidad que por la derecha, una virtud muy apreciada en los tiempos que corren y que no tienen todos los jugadores.

Arbeloa ha llegado a jugar varios partidos en los que no ha repetido posición en el lateral. Ha estado cambiando continuamente por distintas circunstancias y lo ha hecho sin que ni él ni el equipo se resientan. De hecho, no es sólo una solución cuando hay bajas en el lateral izquierdo, también cuando se ha preferido blindar dicha banda pese a estar Marcelo disponible.



Desde que llegó al Real Madrid, Arbeloa ha disputado ya 45 partidos de lateral izquierdo, lo que demuestra la cantidad de veces que los técnicos han aprovechado la polivalencia del internacional español. Rafa Benítez empezó a ponerlo ahí en su etapa en el Liverpool y le sacó mucho provecho.

De hecho, tiró de él en esa posición para encargarse del marcaje de Messi cuando se vieron las caras en la Champions en la 06-07. Benítez lo puso a jugar a pierna cambiada para tener más facilidad para seguir las diagonales hacia el interior del argentino.

En el Real Madrid todos los entrenadores han tirado de Arbeloa para buscar soluciones en el lateral izquierdo. En la época de Pellegrini, el chileno sólo disponía de la alternativa ofensiva de Marcelo y utilizó más que nunca a Arbeloa en esa posición para dar más contención a la zaga. El 17 blanco jugó 38 partidos con Pellegrini y 17 de ellos fueron en la izquierda. Casi la mitad.



Con Mourinho, más de lo mismo. Arbeloa se consolidó como titular en el Madrid con el portugués en el banquillo y gracias a que la izquierda seguía siendo una parcela que podía ocupar en cualquier momento con total garantía. Cada vez que había un partido complicado, Mou tiraba de Arbeloa en cualquier lado. La primera temporada del luso en el banquillo blanco fue la que más partidos jugó: 43, 12 de ellos en la banda izquierda.

Mou se aferró también a la polivalencia del canterano para solucionar algunas papeletas complicadas. Arbeloa era de su total confianza. En la segunda temporada, ya con Ramos de central, Arbeloa se hizo dueño del lateral derecho. Esa campaña apenas jugó en la izquierda porque coincidió con la mejor versión de un Marcelo que ese año se salió. Pero la pasada temporada volvió a ser fundamental para solucionar los problemas que surgieron con la grave lesión de Marcelo y otros tantos contratiempos de Coentrao. En nueve ocasiones Arbeloa jugó en la izquierda.

La llegada de Ancelotti no ha cambiado en nada el panorama de Arbeloa en el equipo. Su polivalencia también está siendo aprovechada por el italiano, que ya le ha situado en el lateral zurdo en seis ocasiones.

Muchas veces los cambios de lado han ido en contra del rendimiento de Arbeloa. No es fácil el baile de posición. Pero es un jugador que tiene claro su rol en el equipo y que éste está por encima de sus intereses. "Soy un jugador al servicio del equipo", dice.


Deja tu Comentario