2016-04-02 21:04 Real Madrid Por: Administrador

El árbitro regala a Sergio Ramos una hora en el campo



Escandaloso comportamiento del colegiado Hernández Hernández, que le echó una mano al Real Madrid en su objetivo de conseguir la victoria en el Camp Nou en el clásico. Convirtió dos agresiones de Carvajal en la misma jugada en una tarjeta amarilla. Enseñó tarjeta amarilla a Suárez por un lance con Pepe que se repitió exactamente igual en la segunda parte con Sergio Ramos y Alves sin que Hernández Hernández se dignara a utilizar el mismo criterio. Cortó ataques del Barcelona que pudieron convertirse en claras ocasiones de gol por supuestos fueras de juego que sólo existieron en su imaginación y, lo más grave, permitió a Sergio Ramos jugar durante una hora gracias a las deficiencias de su criterio técnico o a su mala fe, siempre quedará la duda. Lo cierto es que después de ver la primera tarjeta amarilla, Sergio Ramos debió ser expulsado en el minuto 23 cuando le puso la zancadilla a Messi en la línea del área. No solamente no pitó el penalti, si no que ni siquiera señaló la falta. Sabía que en caso de admitir que aquella jugada era falta se vería obligado a echar a Sergio Ramos. Y no se atrevió. Luego Sergio Ramos derribaría sin intención de jugar la pelota a Luis Suárez sin que el árbitro se dignara a señalar nada. Y más tarde llegaría la jugada en la que suelta la mano sobre Alves, exactamente igual que Suárez sobre Pepe. La acción del barcelonista mereció la tarjeta amarilla. La de Sergio Ramos no. Pero tanto fue el cántaro a la fuente que finalmente el árbitro no tuvo más remedio que enseñarlo la segunda amarilla tras otra dura entrada a Luis Suárez. Ramos, el futbolista más expulsado de la historia del Real Madrid y de los clásicos, parecía obsesionado buscando la expulsión y no paró hasta que la consiguió. Lamentablemente el árbitro le regaló una hora sobre el terreno de juego que pudo haber cambiado la suerte del partido. Pero enfrente estaba el Real Madrid y estas cosas al Madrid no le pasan.

Deja tu Comentario