2011-09-23 20:09 FC Barcelona Por: Administrador

¿Rossi o Robben? El Barça hará un fichaje en diciembre



Pep Guardiola no podrá contar con el holandés Ibrahim Afellay por lo que resta de temporada. La lesión del holandés supone un serio contratiempo para Pep, que contaba con su polivalencia en las rotaciones tanto para los delanteros como para los centrocampistas ofensivos.

La primera reacción ha sido mirar a la cantera, pero lo cierto es que tanto en los casos de Sergi Roberto, como de Deulofeu como de Cuenca, Pep considera que están todavía demasiado verdes y que no les convendría un salto traumático al primer equipo cargándoles, además, de una responsabilidad para la que no están aún preparados. Con Thiago y Fontàs está cubierto el cupo de ascensos de la cantera para esta temporada.



Así las cosas, la secretaría técnica está rastreando el mercado para paliar la ausencia de Afellay de la mejor manera posible. Hay que recordar que tras las bajas de Jeffren y Bojan, suplidas con el alta de Alexis Sánchez, la delantera blaugrana va ya muy justa de efectivos. De hecho, el Barcelona cuenta con cuatro jugadores para tres plazas (Messi, Villa, Pedro y Alexis). Sólo la inoportuna lesión de Alexis ha forzado a Pep a recurrir a Cesc Fàbregas en posiciones más avanzadas de lo que tenía pensado para él. De cualquier forma, los resultados indican que el parche le ha salido bien y ha resultado ser un éxito en toda regla.

La secretaría técnica está atenta al mercado para solventar este imprevisto y ahora mismo los nombres que se valoran son los del italiano Giuseppe Rossi, que ya estuvo en la órbita blaugrana este verano y que si no viste ahora de blaugrana no es por falta de ganas de Pep Guardiola, que está enamorado de su juego. Otro nombre que podría tener alguna opción de recalar en el FC Barcelona es el ex madridista holandés Arie Robben, a quien en su etapa en el Bernabéu compararon con Messi los medios de la capital. Robben no vive una época feliz en el Bayern de Jupp Heynckes y volaría a Barcelona con los ojos cerrados. Otra cosa es el precio que el Bayern pueda pedir por él y que convierta la operación en inviable. El precio y su propensión a las lesiones es lo único que separa a Robben del Barcelona. Guardiola es un entusiasta de su juego por su facilidad de desborde en el uno contra uno y por su velocidad. Verle de blaugrana supondría el morbo añadido de que salió del Real Madrid por la puerta de atrás.


Deja tu Comentario