2011-03-23 17:03 Real Madrid Por: Administrador

Así cuida el Barça a uno de sus mitos



Si hay un club que sabe como quedar de la peor forma posible con sus estrellas, ese es el FC Barcelona. Ídolos como Johann Cruyff o Pep Guardiola ya salieron por la puerta de atrás del club y otros como Ronaldinho fueron acusados públicamente de borrachos antes de su salida.

En su línea habitual, el FC Barcelona ha vuelto a demostrar su pésima gestión con la no renovación del jugador emblema de su sección de balonmano, Iker Romero. El jugador vasco, de 30 años, se ve obligado a abandonar el club azulgrana después de 8 años en los que se ha convertido en el alma del equipo conquistando 1 Liga, 1 Copa de Europa, 4 Copas del Rey o 4 Supercopas de España. Parece que ser un ídolo para el barcelonismo no le ha servido para que el club renueve a Romero. "No me voy de mutuo acuerdo. Yo me quería quedar en el equipo y retirarme aquí. Lo hubiese dado todo por ver mi camiseta retirada junto a la de David Barrufet", reconoció ayer el lateral internacional en una rueda de prensa en la que anunció su fichaje por el Fuchse Berlín alemán.

"Desde agosto a diciembre tuve varias ofertas, pero no escuchamos ninguna. En diciembre comunicaron a mis agentes que no iba a renovar, pero que se hablaría más adelante. Acabado el Mundial, en febrero, preguntamos de nuevo y el club dijo que no era el momento y que tenía que esperar hasta el final, por lo que en ese momento toda la ilusión que tenía por quedarme aquí se acabó",dijo entre lágrimas. Y es que Romero estaba dispuesto a rebajarse su sueldo en un 50% con tal de seguir jugando en el Barça, pero ni eso le ha valido a un mito del balonmano español para ser renovado. Para que después hablen de que son más que un club…


Deja tu Comentario