2011-12-01 15:12 FC Barcelona Por: Administrador

Así justifica Pepe sus salvajadas



En una entrevista concedida al diario portugués O jogo Pepe trata de justificar su vergonzosa acción -porque ahí hubo un intento de algo más que de jugar la pelota- recurriendo a lo de siempre, a lo que el madridismo utiliza cuando no sabe ni puede agarrarse a ningún argumento con base: las provocaciones. "Sinceramente, no me lo puedo explicar. Jugábamos para ponernos a un punto del Barcelona y el siguiente partido les recibíamos. Entré en el campo con determinación, pero luego cometí penalti. Durante el partido él me había provocado y reaccioné mal", ha dicho Pepe.

Resulta que Pepe, uno de los futbolistas que más provoca en la Liga española, que más agrede, que más protesta y que más señala a los profesionales de los demás equipos para que sean castigados, perdió los nervios porque Casquero le provocó. Y se queda  tan ancho. Casquero le provocó y se llevó su merecido. O, lo que sería lo mismo, al final resultará que el malo de esta película era Casquero. Algo parecido a lo que sucedió con el lance de Tito Vilanova y Mourinho, que según la versión madridista no fue otra cosa que Vilanova agredió con su ojo al dedo de Mourinho.



En el caso de Pepe llueve sobre mojado, y si no que se lo pregunten a Alves y su tibia. Pero si al Real Madrid como entidad no le pareció oportuno tomar cartas en el asunto en su momento sobre un profesional que ensució su buen nombre y señorío en todo el mundo, a esta alturas, con Mourinho al mando de la nave blanca, difícilmente va a reconducir a este futbolista, que seguirá siendo un peligro cada vez que salta a un terreno de juego. Y, claro, siempre por culpa de los demás.

 


Deja tu Comentario