2012-10-27 19:10 FC Barcelona Por: Administrador

Aseguran que Guardiola se fue porque Rosell no aceptó cargarse a cuatro futbolistas



François Gallardo, agente de futbolistas, ha explicado en Intereconomía  que Pep Guardiola puso como condición para continuar como técnico del Barça la salida de cuatro futbolistas: Cesc, Piqué, Villa y Alves. Según esta versión, Sandro Rosell no aceptó las exigencias del técnico por temor a que la masa social blaugrana se le echara encima y tuvo que asumir la marcha de su carismático entrenador.

"Guardiola puso unas condiciones a Rosell para renovar. Entre ellas estaba vender a 4 jugadores: Alves, Piqué , Cesc y David Villa", ha dicho François Gallardo. Según esta versión, el desencanto de Guardiola con estos futbolistas tenía una explicación: "Pep no veía comprometidos a Fábregas, Gerard y Dani, mientras que las razones para que se marchara Villa eran deportivas".
Según Gallardo, Pep "se sintió especialmente defraudado con Cesc como persona, puesto que él pidió su fichaje y luego le tendió la mano, Fábregas le falló".
Gallardo asegura que este fue el motivo que empujó a Pep a tomar la decisión de marchar: "Al pasar la lista a la presidencia le dijeron que 'ni hablar'. Sandro sabía que esos jugadores eran intocables porque la afición no aceptaría que les vendiesen". Pep entendió que se cuestionaba su autoridad en las decisiones del primer equipo y optó por abandonar el club.




Deja tu Comentario