2015-03-10 13:03 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino amenazó a Hacienda para que le dejaran tranquilo



Joan Tubau

Ignacio Ruíz Jarabo, ex director de la Agencia Tributaria entre 1998 y 2001, ha explicado en Radio Barcelona cómo las gasta Florentino Pérez cuando Hacienda escarba en sus asuntos. Parece ser que Hacienda sólo puede investigar al Barcelona y a sus jugadores y directivos, pero cuando trata de profundizar en los dominios de Florentino Pérez puede encontrarse con sorpresas desagradables.



El ex alto cargo de la Hacienda Tributaria ha desvelado que el presidente del Real Madrid amenazÓ con parar la competición futbolística española si no se paralaizaban las inspecciones que Hacienda había puesto en marcha en el fútbol español y que, lógicamente, le afectaban a él. Así lo ha explicado:  "En aquellos años decidimos hacer un procedimiento de inspección tributaria y decidimos que en un sector cómo el futbol profesional y la competencia es tan grande que teníamos que hacerlo a todos los clubes a la vez. No podíamos inspeccionar sólo a unos y por lo tanto acordamos una inspección a todos los clubes profesionales que se realizó de forma armonizada, con criterios unánimes. Iniciada la inspección, los clubes enseguida vieron que era una cosa seria y que los criterios estaban coordinados y acompasados en el tiempo. Tuvimos la noticia fidedigna de que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, solicitó al Ministerio de Hacienda que se paralizarán las inspecciones. Lo solicitó en términos categóricos y avisó de que si no se hacía caso a su exigencia se paralizaba la competición. En la Agencia Tributaria no paralizamos las investigaciones, no procede investigar a los contribuyentes según la voluntad, sino según nuestros criterios. Aquella pretensión de Florentino Pérez en nombre de todos los clubes, según él, por suerte no llegó a buen término".

Ruíz Jaraba se ha extendido sobre el presidente del Real Madrid, a quien conviene conocer en su faceta de "ser superior" acostumbrado a mover los hilos de su entorno según su conveniencia:  "Florentino no se expresó con un tono muy cordial, según varios testimonios. En la propia agencia tributaria existía gente que estaba de acuerdo con él pero yo creo que lo bueno para el contribuyente español es que aquella pretensión no tuvo efectos. Las inspecciones continuaron y la Liga no se paralizó. También valoramos que los máximos perjudicados si parara la competición serían los propios clubes, que tenían un calendario muy apretado y tampoco les interesaba que el tema fuera portada en los periódicos. Valoramos en seguida que era una amenaza que no iban a cumplir".

Más datos aportado por Ruíz Jarabo:  "los presidentes (Lopera, Gil, Florentino) pensaban que podían imponer lo que quisieran. Sobrevaloraban su capacidad de influir en una institución como la Agencia Tributaria. Resulta hasta gracioso las pretensiones que tenían y cómo las manifestaban. Puedo dar fe de que ningún funcionario atendió a sus pretensiones".



 


Deja tu Comentario