2014-04-07 14:04 FC Barcelona Por: Administrador

Así fomentó Mourinho el odio contra el Barça y Catalunya



El diario británico The Time ofrece a sus lectores un extracto del nuevo libro de Jose Mourinho: "The Special One". En él se explica que el técnico portugués calificó a los jugadores del Real Madrid de "traidores e hijos de puta". También aprovecha para criticar a Catalunya y la identidad cultural de los jugadores catalanes del Barça. Es decir, que también intentó meter en la cabeza de sus futbolistas ideas políticas para generar el odio suficiente contra el Barça que permitiera al Real Madrid acabar con la hegemonía del Barça. No le salió bien.

José Mourinho colocó micrófonos ocultos para descubrir al topo del vestuario que filtró a la prensa información sobre una de sus alineaciones secretas, llegando a exigir a los jugadores de confianza de su vestuario un control sobre las llamadas telefónicas de sus compañeros.



Según The Times, tras un empate a dos en el Bernabéu ante el Barcelona que descolgaba a los blancos de la lucha por la Liga y en los días previos a la famosa final de Copa de los garrotazos, Mourinho, muy enfadado, dijo en el vestuario madridista a sus jugadores: "Sois unos traidores. Os pedí que no dijeráis nada sobre la alineación pero me habéis traicionado. Me demostráis que no estáis de mi lado. Sois unos hijos de puta. El único amigo que tengo en este vestuario es Granero y ni siquiera estoy seguro de que pueda confiar en él nunca más. Sois el equipo más traicionero que he tenido en mi vida. Nada más que hijos de puta". Y acto seguido acudió presto a informar al presidente Pérez, el "ser superior" del Real Madrid.

The Times' informa también que en la previa de la famosa final de Copa en la que el Real Madrid se empleó con una violencia extrema y salvaje para combatir la superioridad técnica del Barça, Mourinho "les dijo a los jugadores que no tenían nada en común con el Barça. Él dijo que había vivido en Barcelona durante muchos años y era muy consciente de la cultura local y la educación que los niños catalanes reciben. Explicó que a la gente como Puyol, Busquets, Xavi y Piqué se les había enseñado desde la infancia a distanciarse de los españoles como Casillas, Ramos y Arbeloa. Insistió en que sus jugadores estaban equivocados si pensaban que habían hecho amistad con los jugadores del Barça en sus años con la selección".

Mourinho en estado puro mordiendo la mano que le dio de comer durante varios años. Muy propio de quien acusa a los demás de traidores después de haber gritado en el balcón del Palau de la Generalitat: "Ayer, hora y siempre, con el Barça en el corazón". ¿Quién es el traidor? Otro como Figo. Otro hipórcrita, cínico y farsante.



El técnico del Chelsea añadió que si alguno se salía del plan "estaría dando la espalda a sus compañeros y a él". Algunos jugadores, como Arbeloa o Xabi Alonso, picaron y siguieron a pies juntillas las órdenes de lo que más que un entrenador parecía el jefe de una secta. Y se lo demostraron en el campo repartiendo mamporros contra los jugadores del Barcelona. Otros, como Casillas, optaron por ser personas antes que corderitos obedientes y siguieron considerando a sus compañeros del Barcelona como "amigos", algo que a Mourinho no le hizo ninguna gracia y se lo hizo pagar.

La conclusión es que Casillas, en otros tiempos considerado como mejor portero del mundo, no tiene la oportunidad de jugar en el Real Madrid porque Jose Mourinho le puso la cruz por culpa...¡del Barça!

¡Barcelonitis pura! La titularidad de los jugadores del Real Madrid con Mourinho dependía de su grado de amistad con los jugadores del Barça. Sencillamente patético.


Deja tu Comentario