2013-01-08 20:01 FC Barcelona Por: Administrador

Así fue el encuentro Neymar-Barça en Zurich



Se vieron y se saludaron. Sandro Rosell acabó por admitirlo, pero lo vendió como un encuentro casual en un pasillo del hotel. Lo cierto es que Neymar y Sandro Rosell lo tienen todo hablado. No necesitan reuniones en la cumbre en un lugar atestado de periodistas para saber que están hechos el uno para el otro. Pero, aún así, la delegación blaugrana le buscó. Era una buena oportunidad para confirmar que todo transcurre con normalidad, que el intento de Txiki Begiristain por llevárselo al Manchester City ha sido rechazado y que Florentino recibió luz roja cuando se interesó por él. 

Además, la incorporación como seleccionador de Brasil de Luiz Filipe Scolari, íntimo amigo de Sandro Rosell, al que a punto estuvo de colocar en el Barça en sustitución de Rijkaard en la época de Laporta, facilita muchos las cosas, especialmente en el tema de la comunicación. Scolari es el interlocutor de las dos partes para enviarse los mensajes que precisen. Hubo abrazos con el seleccionador brasileño y buenos deseos de cara al futuro. Rosell y sus acompañantes le pidieron que cuide al muchacho (Neymar), que ya se ha hecho a la idea de que en breve será compañero de los ases que ayer estaban en el escenario y a los que aplaudió.



El Barça ha pagado ya 10 millones por él. Restan otros 30. La operación está cerrada y sólo falta saber la fecha en la que se incorporará a la disciplina blaugrana. El Barça no tiene prisa y el jugador tampoco, por lo que cobra fuerza la hipótesis de que se retrase un año más su llegada al Camp Nou, es decir, en el verano de 2014. Para entonces Villa ya le habrá dado al Barça todo lo que le tenía que dar y el carril izquierdo de la delantera blaugrana será suyo. Rosell sólo quería saber ayer si todo iba bien y escuchó lo que esperaba, que no se ha producido ninguna novedad. Lo que quede por hablar se hablará en su momento y en otro lugar. La coincidencia en Zúrich en el hotel Hyatt sólo sirvió para alentar el deseo del crack brasileño a fichar por el Barça y convertirse en uno de esos mitos que copan los premios individuales y colectivos. Se emocionó viendo a su amigo Alves recibiendo su premio en el escenario. Pronto él también estará allí. De momento mañana le otorgan en Uruguay el trofeo que le acredita como el rey del fútbol americano. Por algo se empieza.

Preguntado sobre la gala , dijo:  "Messi, Cristiano e Iniesta son grandes jugadores y los tres merecen el Balón de Oro pero Messi es el mejor. Marcar 91 goles en un año es realmente extraordinario. Es maravilloso verle jugar. Leo es un espejo para mí, pero no sólo él. También Cristiano, Iniesta y muchos grandes futbolistas que están aquí". Y sobre su futuro, tal y como ha pactado con su club, el Santos, y con el Barcelona, mutismo:  "es importante jugar en Europa pero no sé aún cuándo será. Puede ser antes o después del Mundial. ¿Barça o Madrid? Son dos grandes clubs, los mejores del mundo, no tengo un precontrato firmado con nadie". Es lo que tiene que decir según el acuerdo alcanzado con el Barça, al que no le interesa reconocer que la negociación ha llegado ya a buen puerto.
 
Neymar saludó a los jugadores barcelonistas y también a Pep Guardiola, el entrenador que dio su visto bueno para su incorporación al FC Barcelona. De lo que no quedó constancia gráfica, porque ya se preocuparon ellos de que así fuera, fue del abrazo que Neymar y Sandro Rosell se dieron en cuanto se vieron.

 


Deja tu Comentario