2013-02-27 17:02 Real Madrid Por: Administrador

Así quedó atrapado Messi en la telaraña defensiva madridista



Cada vez que el argentino tuvo el balón, era inmediatamente rodeado por una maraña de jugadores blancos que no le permitían salir de su espacio. Casi nunca pudo meter, bajo esta presión, balones a la espalda de la defensa merengue, ni tampoco desmarcarse como acostumbra hacer.

Quizá el mayor logro del Real Madrid fue "secar" sus apariciones cerca del área y dejarle un margen de juego alejado de la portería de Diego López. Y sin faltas. Pese a ello, pudo marcar en el primer minuto del partido gracias a un control dentro del área y un disparo cruzado, pero fue su única aportación en ataque tan cerca del marco rival. A partir de ahí, cuesta recordar ocasiones en las que estuviera tan cerca del portero blanco.



Probablemente, su mejor oportunidad, como ha sido habitual en los últimos Clásicos, llegó a balón parado, muestra de que no participa en el juego. Una falta en la frontal, muy cerca del área, fue lanzada por Leo a la derecha de un Diego López que hizo la estatua. El balón no entró por milímetros, ajustado al poste. Parte de la grada cantó gol.

Sin embargo, fuera de eso, nada. Y Messi suele ser uno de los protagonistas de los choques entre azulgranas y merengues. Por contra, Cristiano se hinchó a protagonizar jugadas de peligro a la contra, aprovechando los espacios culés. Puede que Mourinho se haya basado en lo que hizo el Milan hace unos días frente al Barça... Pero lo cierto es que, tanto madridistas como italianos, han conseguido desactivar al argentino.


Deja tu Comentario