2013-06-14 19:06 FC Barcelona Por: Administrador

Así se explica la dictadura del Real Madrid



Marc García

Sorprende lo poco democráticas que han sido las elecciones del Real Madrid. Florentino Pérez, que cambió los estatutos a su antojo para borrar posibles rivales, ha vuelto a ser reelegido presidente sin oposición. Mientras tanto, los aficionados merengues toleran estas actitudes autoritarias.



El hecho de ser el único candidato ha hecho que Florentino Pérez actúe mucho más relajado esta vez, a diferencia de cuando llegó en 2009. Por aquel entonces, presentó un gran proyecto deportivo -que a la postre ha resultado ser un fracaso- e ilusionó al madridismo. Esta vez, en cambio, ni entrenador ni fichajes galácticos. Nadie quiere venir al conjunto blanco.

El director del Diario As, Alfredo Relaño, escribe lo siguiente en su artículo de opinión: "Hace cuatro años Florentino se presentó un 1 de junio para el mandato que ahora se ha cerrado con Valdano como director general. El día siguiente ya tenía entrenador, Pellegrini. En poco más de un mes presentó tres fichajes coruscantes: Cristiano (si bien este estaba fichado previamente por Calderón y Florentino pretendió, sin conseguirlo, abaratarlo), Kaká y Benzema, corporeizando el lema de "hacer en un año lo que no se ha hecho en tres". Aquello produjo presentaciones clamorosas y euforia indisimulable en el madridismo, a pesar de que el Barça lo había ganado todo en el primer año de Guardiola.

Este comienzo es otro, resulta evidente. Pasan los días y no hay nada, salvo ese abnegado Florentino de programa en programa (me parece que aún le faltan El Hormiguero y Pasapalabra) tratando de venderse a sí mismo, ya que no tiene nada que vender. Todavía mantiene crédito, pero esto empieza a dar el cante. A Neymar se lo llevó el Barça, el PSG se resiste a soltar a Ancelotti, Cristiano continúa sin renovar y Zidane ha descendido vertiginosamente de presunto director deportivo a presunto segundo entrenador de quien quiera que sea el primero, aún esperemos que Ancelotti".



Así pues, Relaño denuncia la pasividad de un Florentino Pérez que se ve dueño absoluto del club blanco. La dictadura del Real Madrid asusta.


Deja tu Comentario